Notifican a clientes de Stanford “congelamiento” de sus cuentas

Houston, 20 Feb (Notimex).- Los clientes de Stanford Financial
Group, una de las compañías ligadas al financiero Robert Allen
Stanford, acusado de fraude, fueron notificados hoy de las escasas
opciones que tienen para salvar sus ahorros.

Las personas que posean valores o certificados de depósito en
Stanford Financial Group podrán instruir a sus operadores de cuenta
vender sus inversiones, pero no podrán transferir sus cuentas ni
retirar el efectivo de las mismas.

En su primera declaración a los inversionistas de Stanford
Financial Group, desde que fue intervenida por la Corte, el abogado
de Dallas que recibió el control de la firma, Ralph Janvey, advirtió
que las personas que tienen ahí sus ahorros no deben depender de
éstos.

Por el “el futuro previsible” los inversionistas que dependen de
pagos mensuales de sus cuentas, “no deben depender de ellas porque
todas las transferencias de esas cuentas están congeladas hasta que
se pueda verificar que no exista reclamos legales contra ellas”,
dijo.

En un comunicado, Janvey precisó este viernes que los estados de
cuenta de los clientes serán enviados a finales de este mes.

El anuncio se da luego que autoridades en Venezuela y en la isla
caribeña de Antigua y Barbados han tomado control de las sucursales
del Stanford Bank, ligado a Robert Allen Stanford, acusado de estafar
miles de millones de dólares a inversionistas.

La comisión Reguladora de Servicios Financieros en Antigua
designó a una firma británica para que reciba y controle el Stanford
International Bank y la Stanford Trust Company.

El martes pasado, la Comisión de Valores e Intercambios (SEC) de
Estados Unidos acusó a Stanford de haber orquestado un fraude a
inversionistas a través de certificados de depósito por unos ocho mil
millones de dólares.

En la acusación se argumentó que el Stanford International Bank
en St John, la capital de Antigua y Barbados, vendió a través de sus
empresas afiliadas Stanford Group y Stanford Capital Management,
certificados de depósito por unos ocho mil millones de dólares.

La venta a inversionistas de decenas de países, pero en especial
de Latinoamérica y el Caribe, se efectuó al prometer a los clientes
tasas de interés muy superiores a las disponibles en los certificados
de depósito ofrecidos por los bancos tradicionales.

La SEC acusó a Stanford, a dos de sus ejecutivos y a tres de sus
compañías de atraer inversionistas con promesas “improbables e
insostenidas” de altos intereses en certificados de depósito y otras
inversiones.

Luego de presentarse la acusación, el martes pasado, el juez
federal Reed O”Connor emitió una orden para congelar los bienes de
Stanford en Estados Unidos y designar a un receptor que controle las
distintas empresas financieras de Stanford en este país.

Desde entonces, cientos de inversionistas en distintos países
han tratado de recuperar sus ahorros acudiendo a las compañías
financieras de Stanford.

Sin embargo, la mayoría de los establecimientos permanecieron
cerrados y los que han abierto ha sido sólo para notificar a sus
clientes de que no se les puede atender.

El fraude de Stanford es la segunda gran estafa contra
inversionistas de diversas partes del mundo que se revela en Estados
Unidos en los últimos tres meses.

En diciembre pasado el también financiero Bernard Madoff confesó
que su firma de inversión en la que se habían depositado unos 50 mil
millones de dólares era “una gran mentira”.

© 2006-2008 Notimex, Agencia de Noticias del Estado Mexicano

You must be logged in to post a comment Login