Londres ofrece una mirada a la moda del futuro

LONDRES (AFP) – Londres, que dio a la billonaria industria de la moda creadores como John Galliano, Alexander McQueen y Hussein Chalayan, quienes se estrenaron hace años en sus pasarelas, echó una mirada optimista a los jóvenes que cree que definirán lo que se llevará en el futuro.

Entre ellos figura el joven diseñador Charles Anastase, que presentó el sábado su osada colección para el otoño invierno 2009: jeans ceñidos, abrigos, faldas, chaquetas con cortes irregulares, en colores mostaza, violeta, fresa, plata, y que rindió tributo a algunos de sus héroes, como Kurt Cobain y Susan Sontag.

Después de Anastase fue el turno de Unique, que reúne a jóvenes creadores promovidos por la cadena Topshop, que presentaron una colección “intergaláctica con toque ‘grunge'” y dibujaron una silueta de mujer poderosa, angular.

Tejidos metálicos, cueros elásticos, caucho, lazos -en siluetas también muy fuertes y dominantes- fueron algunos de los materiales escogidos por 18 graduados de la escuela Central Saint Martins, que ofrecieron el viernes, en la primera velada de la semana londinense, una muestra de cómo vislumbran la moda del futuro.

Críticos de moda, reporteros y compradores observaron con mucha atención ese desfile de los jóvenes graduados, porque fue de esa escuela de donde salieron Galliano, McQueen y Chalayan, además de otros creadores como Matthew Williamson, que presenta sus colecciones en Nueva York y vende en el mundo entero, y el vanguardista Gareth Pugh, que ahora desfila en París.

Otros diseñadores que presentaron sus colecciones el sábado en Londres son el dúo brasileño británico Basso y Brooke y Jean Roche, portugués de Hong Kong, que utilizó brocados y tejidos nobles, como cachemira y seda, y tocados que recordaban retratos de la pintura flamenca.

El domingo será el debut en las pasarelas de Twenty8Twelve, diseñada por la actriz Sienna Miller y su hermana Savannah, graduada en la famosa escuela de diseño londinense.

Pero la semana de la moda londinense, que cumple 25 años, celebra también a los diseñadores que se estrenaron en sus pasarelas en ese entonces y que siguen presentando aquí sus colecciones, como Margaret Howell, una elegante casa establecida hace tres décadas y cuyo desfile tradicional y tímido contrastó con el atrevimiento y la originalidad de los jóvenes creadores.

El viernes se presentaron Paul Costelloe y Caroline Charles, dos de los creadores británicos más establecidos, que venden en el mundo entero conservando un toque joven y original, atreviéndose a experimentar con materiales y siluetas nuevas.

Por otra parte, la semana de la moda de Londres anunció una novedad: será la última vez que se instala en una gran carpa blanca contigua al Museo de Historia Natural.

El presidente del Consejo Británico de la Moda (BFC), Harold Tillman, responsable de organizar la semana bianual, que genera cada temporada unos 50 millones de libras en pedidos, anunció su traslado a Somerset House, una hermosa mansión histórica, a unos pasos de Covent Garden.

You must be logged in to post a comment Login