Británica con cáncer terminal se casa este domingo ante las cámaras

LONDRES (AFP) – La británica Jade Goody, de 27 años, enferma terminal de cáncer y conocida en Gran Bretaña por su participación en la versión local del “Gran Hermano”, se casó este domingo ante las cámaras de televisión, en un nuevo capítulo de su vida que atrae e indigna por igual.

Goody, que se hizo famosa como concursante del programa televisivo “Gran Hermano” en Reino Unido en 2002, se casó con Jack Tweed en una lujosa ceremonia en el norte de Londres, confirmó su publicista, Max Clifford.

Su boda -que habría vendido a los medios de comunicación por un millón de libras (1,4 millones de dólares)- fue organizada en los nueve días desde que Tweed la pidió en matrimonio en el hospital tras recibir el diagnóstico de que la enfermedad estaba en fase terminal.

Fue una “ceremonia feliz con muchas lágrimas, sonrisas, risas… muy bonita y emocionante”, dijo Clifford. Añadió que Goody tuvo que tomar analgésicos para aguantar el día.

Goody defendió su decisión de vivir lo que probablemente sean sus últimas semanas en público con el argumento de que el dinero que gane ayudará a sus hijos, de cinco y cuatro años.

“He vivido ante las cámaras. Y quizás moriré ante ellas”, declaró la semana pasada al diario News of the World Goody, que perdió su cabello tras someterse a la quimioterapia por un cáncer de útero.

“Sé que hay gente a quien no le gusta lo que estoy haciendo, pero llegados a este punto no me importa lo que piensen. Ahora, se trata de lo que yo quiero”.

La decisión de Goody ha provocado el debate en el Reino Unidos sobre esta muerte pública.

Algunos comentaristas admiran su fortaleza y determinación para proteger a sus hijos.

El cardenal Cormac Murphy-O’Connor, el líder de los Católicos de Inglaterra y de Gales, dijo a la televisión Sky News: “Bueno, sería mejor si lo hiciese sin hacer ruido”.

“Pero creo que ha decidido que sus últimos meses de vida le enseñen algo a las personas”.

Otros, sin embargo, creen que es demasiado morbosa la cantidad de espacio dedicado a ello en los diarios en los últimos días.

“Existen precedentes para el lugar que ocupa Jade Goody en la vida británica moderna – antaño se hacía cola en las ferias para ver a los monstruos humanos”, indicó el Guardian en un editorial del martes. “Pero su historia realmente es una historia de nuestra propia era mediática”.

Incluso el primer ministro británico ha descrito la situación de Goody como una “tragedia”.

A título excepcional, el secretario de Justicia, Jack Straw, también se movilizó para permitir a Tweed, de 21 años -condenado por atacar a un adolescente con un palo de golf- pueda pasar la noche de bodas con Goody, ya que las condiciones de su liberación el mes pasado le exigen pasar la noche en prisión.

En su primera participación en “Gran Hermano”, la ex enfermera dental del sur de Londres finalizó cuarta y se dio a conocer por sus comentarios groseros y su falta de cultura general.

Más tarde publicó una autobiografía y sacó un perfume antes de volver a participar en un “Gran Hermano para famosos” en 2007.

El año pasado, apareció en la versión india de “Gran Hermano” y se tuvo que retirar cuando le fue diagnosticado el cáncer.

You must be logged in to post a comment Login