Noche de fiesta en Hollywood

Por José Romero Mata. Corresponsal

Los Angeles, 23 Feb (Notimex).- La emotiva 81 entrega de los
premios Oscar a lo mejor del cine estuvo marcada por el gesto de que
actores ganadores en el pasado rindieran tributo a los nominados
actuales, además del triunfo de una cinta considerada “Cenicienta”.

La sorpresa de la noche la dio la cinta “Quisiera ser
millonario”, hecha con un presupuesto limitado y cuya historia de un
joven que se convierte en rico ayudado por coincidencias para ganar
un concurso, le trajo buena fortuna al ganar en total ocho Oscares.

Conducida por Hugh Jackman, la ceremonia de este domingo hizo
recordar aquellas versiones cómicas que en el pasado hizo Billy
Crystal y que le dieron una frescura a las entregas.

La diferencia fue que algunos de los pasajes armados por el
conductor le dieron esa transmutación, como si se hubiera estado en
un escenario de Broadway.

Jackman le dio este matiz en su primera participación como
conductor del Oscar, la más importante entrega en la llamada “Meca
del Cine”, pero con una experiencia de haber conducido en tres
ocasiones la entrega de los premios teatrales Tony en Nueva York.

La ceremonia destacó por una novedad que estremeció a los
galardonados y a los tres mil 300 asistentes: que actores ganadores
en el pasado se dirigieran a los nominados actuales.

La primera sorpresa ocurrió cuando las ganadoras del Oscar en el
pasado Eva Marie Saint, Goldie Hawn, Angelica Huston y Whopi
Goldberg, se dirigieron a las nominadas a mejor actriz de reparto, a
quienes estuvieron a punto de hacer llorar.

También impactó a los asistentes la aparición de Sofia Loren,
Shirley McLaine, Nicole Kidman, Marie Cotillard y Halley Berry,
quienes se dirigieron a las actrices nominadas Anne Hattaway,
Angelina Jolie, Melissa Leo, Meryl Streep y Kate Winslet.

Lo mismo ocurrió con los nominados a mejor actor Richard
Jenkins, Frank Langella, Sean Penn, Brad Pitt y Mickey Rourke,
quienes fueron presentados por Robert de Niro, Anthony Hopkins,
Adrian Brody, Ben Kingsley y Michael Douglas.

La transmisión también tuvo momentos emotivos cuando Heath
Ledger ganó en Mejor Actor de Reparto por su papel del “Guason” en
“Batman, El caballero de la noche”.

Ledger falleció el año pasado víctima de una sobredosis de
medicamento controlado y su premio fue recibido por sus familiares.

También cuando se le entregó un Oscar a la trayectoria ejemplar
de Jerry Lewis, un comediante disparatado que dedicó décadas a la
comedia y quien nunca ganó una estatuilla ni fue nominado, pero
destacado por su lucha contra la distrofia muscular infantil.

Otro momento especial fue cuando Queen Latifah cantó el tema
“I?ll be see you” mientras se proyectaban las fotografías y nombres
de los actores y miembros de la industria que fallecieron en el
último año, como Sidney Pollack y Paul Newman.

En la ceremonia Dustin Lance Black pronunció un emotivo discurso
de aceptación del premio a Mejor Guión Original por “Milk”, la
historia sobre el primer político estadunidense abiertamente
homosexual, y aprovechó para expresar su sueño de que haya igualdad
de derechos para jóvenes homosexuales y lesbianas.

Otros de los cambios en la ceremonia 2009 fueron protagonizados
por Steve Maertin y Tina Fey, quienes causaron hilaridad en la
audiencia al presentar los premios de Mejor Guión Original y Mejor
Adaptación de Guión al leer las instrucciones que acompañan a cada
escena representada.

Al final y como colofón, el director de cine más taquillero de
toda la historia, Steven Spielberg, hizo la presentación del premio a
la Mejor Película: “Quisiera ser millonario”.

Este fue el octavo año en que el Oscar se entregó en el Teatro
Kodak, en la esquina de bulevard Hollywood y Highland, pero esa sede
aún está muy distante de la que más entregas ha tenido en los 81 años
de ceremonias: el Dorothy Chandler Pavillion, con 25 entregas.

© 2006-2008 Notimex, Agencia de Noticias del Estado Mexicano

You must be logged in to post a comment Login