Argentinos Domínguez y Hernández destacan por su exquisita pegada en Uruguay

MONTEVIDEO (AFP) – El experimentado lateral argentino Federico Domínguez y su compatriota Pablo Hernández, un habilidoso y casi desconocido volante ofensivo, lucieron por la potencia y precisión de sus remates de pierna zurda en la primera fecha del Torneo Clausura-2009 del fútbol uruguayo.

Domínguez, de 32 años, quien debutó el 12 de febrero en filas de Nacional con un gol de tiro libre ante Universidad San Martín de Perú por el Grupo 3 de la Copa Libertadores de América 2009, fue una de las figuras de su equipo el domingo, en el empate 2-2 frente a Juventud.

Pese a no convertir en la ocasión, de los botines del ex futbolista de Vélez Sarsfield, Independiente, River Plate, Espanyol de Barcelona y Santos Laguna de México, partieron las principales acciones de ataque de los dirigidos por Gerardo Pelusso.

Estrelló un disparo en el horizontal, puso en jaque al portero rival en cada ejecución de pelota quieta y sirvió el centro para que Alexander Medina anotara el gol de la igualdad a tres minutos del final.

El diario El País subrayó que “es un toro yéndose arriba”, y apuntó que “estuvo rondando el gol, pero el travesaño y el arquero Martín Góngora se lo negaron”, mientras que Ultimas Noticias lo calificó como el “alma del equipo”, reconociendo que “se equivoca, pero siempre busca” el arco adversario.

Ambos rotativos coincidieron en otorgarle una puntuación de 7 sobre 10.

Sus connacionales Angel ‘Matute’ Morales y Marcos Mondaini ingresaron a los 57 minutos de juego y si bien exhibieron movilidad, no gravitaron en la medida de sus posibilidades.

De su lado, Pablo Hernández, producto de las divisiones formativas del argentino Racing de Avellaneda, comenzó el certamen charrúa con ‘endiablado’ manejo del balón y un gol para el homónimo Racing Club de Montevideo.

Hernández, de 22 años, desembarcó en la capital uruguaya en julio pasado, luego de haber sido pieza clave en el ascenso de Atlético Tucumán al Nacional B del fútbol argentino.

Con un espléndido remate cruzado de 30 metros decretó el domingo la apertura del marcador en el empate de su equipo 2-2 frente a River Plate en condición de visitante, en un terreno de juego cubierto de agua por la pertinaz lluvia caída durante todo el partido.

Otro extranjero merecedor de elogios fue el veterano arquero colombiano Carlos Fernando Navarro Montoya, bajo el pórtico de Tacuarembó, equipo que venció a domicilio 3-2 a Bella Vista y se encaramó a la vanguardia de la clasificación junto a Defensor Sporting y Peñarol.

La Liga uruguaya de primera división reúne a casi medio centenar de jugadores foráneos provenientes de Argentina, Brasil, Colombia, Paraguay, Perú, Venezuela, Honduras, Panamá, Nigeria y Camerún.

You must be logged in to post a comment Login