Se reduce la popularidad de Obama en un mes de mandato

A un mes de haber asumido el poder, la popularidad del presidente Barack Obama registra un desvanecimiento a nivel nacional, mientras continúa la caída del empleo en el país, a pesar de la aprobación de una serie de planes de rescate económico.

Encuestas realizadas a un mes de su histórica llegada a la Casa Blanca coinciden en reflejar un descenso de los bonos del primer presidente afroamericano de la historia de Estados Unidos, aunque mantiene un sustancial capital político en vísperas de su primer Mensaje a la Nación el martes.

Obama goza en este momento de una popularidad de 67 por ciento, una reducción de nueve puntos porcentuales en relación con las cifras que mostraba al inicio de febrero, de acuerdo con un sondeo de CNN y de la firma de medición Opinion Research.

Para dos de cada diez estadounidenses, Obama no ha satisfecho sus expectativas; cinco de cada diez se declararon complacidos, y sólo 16 por ciento sostuvo que el ex senador de Illinois ha rebasado sus expectativas.

Una encuesta separada de Fox News muestra cifras similares, con seis de cada 10 estadounidenses que aprueban el trabajo de Obama a un mes de asumir el poder, lo que representa un descenso de cinco puntos porcentuales en relación con su popularidad tres semanas atrás.

De manera parecida, el porcentaje de estadounidenses que desaprueba su gestión ha aumentado a 26 por ciento, 10 puntos porcentuales más que a principios de febrero.

El sondeo de Fox News identifica la mayor parte de este cambio de humor a un aumento de la desaprobación entre los que se identifican con la oposición republicana, toda vez que entre los demócratas el apoyo a Obama llega al 90 por ciento, cinco puntos más que en enero.

Aunque Obama logró la aprobación en tiempo récord de su paquete de estímulo económico por 787 mil millones de dólares, su naciente gobierno ha estado envuelto en una serie de traspiés que le han impedido la integración plena de su gabinete.

Su secretario del Tesoro, Timothy Geithner, enfrentó un espinoso proceso de conformación por un episodio de evasión fiscal.

Su nominado a secretario de Salud, Tom Daschle, se vio forzado luego a renunciar al nombramiento, por un problema similar de incumplimiento de impuestos.

Hasta ahora no se ha votado la designación de Hilda Solís como secretaria de Salud, en parte por los problemas fiscales de su esposo, y su nominada a directora de la recién creada Oficina de Evaluación de Desempeño, Nancy Killefer, renunció por problemas fiscales.

Su administración estuvo asimismo bajo fuego por la contratación de al menos dos ex cabilderos en cargos de subsecretarios del gabinete, aún cuando el propio Obama impuso estrictos límites éticos para evitar conflictos de interés de cabilderos en el gobierno federal.

Con todo, un sondeo interactivo de la firma Harris, develado recientemente, muestra que en estos días, Obama es el hombre más popular del mundo, por encima de Jesucristo, Ghandi y John Lennon.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login