Violencia en el norte de México apunta a altos niveles oficiales

CIUDAD JUAREZ, México (AFP) – La violencia ligada al narcotráfico en el estado mexicano de Chihuahua parecía apuntar en los últimos días a niveles oficiales, al ser asesinado el fin de semana un guardia del convoy en el que viajaba el gobernador, unos días después de la renuncia de un jefe policial por amenazas.

La caravana que custodia al gobernador de Chihuahua (norte), José Reyes Baeza, fue baleada la noche del domingo, lo que costó la vida a un guardia, mientras que el jefe de la policía de Ciudad Juárez, la urbe más violenta de México, renunció el viernes pasado tras recibir amenazas.

La noche del domingo, cuando Reyes Baeza transitaba por calles de la ciudad de Chihuahua rumbo a la casa de gobierno, dos vehículos “intentaron y meterse al convoy (…) lo que originó el enfrentamiento”, informó la Procuraduría local.

En el enfrentramiento “murió uno de los guardias y dos más fueron lesionados”, añadió la Procuraduría al insistir que se trató de un “altercado”, en tanto que el mismo gobernador Reyes Baeza rechazó en rueda de prensa la noche del domingo que se tratara de un atentado en su contra.

“Esperamos que se confirme que todo fue un simple altercado donde participó el vehículo oficial. Yo no recibí ninguna agresión directamente”, dijo el gobernador.

Ese mismo día, en Ciudad Juárez, localidad de Chihuahua (frontera con Estados Unidos) que registra el mayor número de ejecuciones, se observaron el domingo mensajes escritos en cartulinas en los que se amenaza al alcalde José Reyes Ferriz y a su familia con decapitarlos.

La semana pasada, una serie de mensajes similares exigían la renuncia del jefe de la policía, Roberto Orduña, o de lo contrario ejecutarían a un policía cada 48 horas, amenaza que fue cumplida y que condujo, el viernes, a la renuncia del mando policial.

“Reyes Ferriz tomaste buena decisión al dejar que se fuera el mugroso de Orduña, pero si sigues solapando más culeros y ayudando a la gente que tu ya sabes a ti no te vamos a pedir la renuncia te vamos a cortar la cabeza junto con tu familia aunque este en El Paso, Texas”, decían los mensajes.

Ciudad Juárez, de 1,3 millones de habitantes, es escenario de un sangriento enfrentamiento entre el cártel que la da nombre a la ciudad y el de Sinaloa, dirigido por el prófugo Joaquín ‘el Chapo’ Guzmán, que se disputan el trasiego de drogas hacia Estados Unidos.

La violencia ligada al narcotráfico dejó en todo México en 2008 más de 5.300 ejecuciones, de las cuales 1.656 ocurrieron en Ciudad Juárez.

Un operativo militar con unos 2.500 efectivos en esa urbe no ha podido contener la escalada de violencia, en el marco de un despliegue federal de unos 36.000 uniformados contra el narcotráfico.

En ese marco, el Departamento de Estado norteamericano advirtió el viernes a sus ciudadanos sobre el aumento de la violencia en México y los llamó a reforzar las precauciones sobre todo cuando viajen por la zona fronteriza del lado del país latinoamericano.

You must be logged in to post a comment Login