Reinvención de los Oscar cautivó a más de 36 millones de televidentes

LOS ANGELES (AFP) – En una de las galas del cine donde más rímel se ha derramado, los productores de la 81 entrega de los premios Oscar lograron lo que buscaban: más televidentes luego de haber marcado un descenso histórico el año pasado con sólo 32 millones de telespectadores.

La cifra de 2008 había significado el peor ‘rating’ desde 1974 para este espectáculo de tres horas y media que por reglas de sus organizadores desea premiar 24 categorías ante las cámaras y niega la competencia a géneros tan populares como las películas de superhéroes y las comedias.

Uno de los momentos con mayor audiencia fue la primera media hora, cuando el maestro de ceremonia Hugh Jackman abrió el show con un celebrado musical y se anunció el Oscar histórico para la española Penélope Cruz por “Vicky Cristina Barcelona”, cinta que en Estados Unidos apenas distribuyeron en salas de cine arte en Los Angeles, Nueva York y Miami.

La transmisión de los premios de la Academia de las Ciencias y las Artes Cinematográficas a través de la cadena de televisión abierta ABC mostró, como en años anteriores, el triunfo de cintas que suelen ser las que menos personas ven, en un país donde las comedias románticas de poca factura o las sagas de terror son las verdaderas recaudadoras de millones.

La gran triunfadora de los Oscar 2009, la cinta independiente “Slumdog Millionaire” -grabada en la India, con una tercera parte de los diálogos en hindi y sin estrellas-, ganó ocho estatuillas a menos de un mes que el estudio que la distribuye se animó a divulgarla de forma masiva.

“Slumdog Millionaire” y “The curious case of Benjamin Button” -esta última la más taquillera de las nominadas al Oscar-, compitieron por el Oscar a Mejor Película con otras tres tramas de bajo presupuesto: “Frost/Nixon”, “The Reader” y “Milk”, todas comidilla de la prensa especializada pero con distribuciones parciales en Estados Unidos.

Los premios del domingo se renovaron con un espectáculo con sabor a musical a cargo del australiano Hugh Jackman, que fue celebrado por los presentes y gran parte de la prensa en el lugar, “la más divertida en al menos una década”, comentaban bloggers y críticos el lunes.

Uno de los cambios más aplaudidos fue el hecho de que los premios de actuación fueran entregados por ex ganadores en esas mismas categorías, entre ellos Whoopy Goldberg, Sofía Loren, Nicole Kidman, Anjelica Houston, Robert de Niro y Anthony Hopkins.

En 2006 también 36 millones de estadounidenses se sentaron a ver esta gala que se celebra desde 1929, pero el récord lo sigue detentando la entrega de 1998 cuando 55 millones de personas sintonizaron la premiación del Oscar donde “Titanic” recibió 11 estatuillas.

Según los organizadores, este espectáculo que paraliza Hollywood es visto por cientos de millones de personas alrededor del mundo.

You must be logged in to post a comment Login