Capturan a 38 personas en Colombia entre ellas herederos de ex capos de Cali

BOGOTA9 (AFP) – Un total de 38 personas, entre ellas algunos familiares de los ex capos del cartel cocainero de Cali, Miguel y Gilberto Rodríguez Orejuela, extraditados a Estados Unidos, fueron capturadas este miércoles en varias ciudades colombianas, dijo el fiscal general Mario Iguarán.

“Se estableció que Jaime, Alexandra, Humberto y también Claudia Rodríguez (hijos de Gilberto), diseñaron una estrategia para ocultar y encubrir los bienes adquiridos por su padre y por su tío, los señores Gilberto y Miguel Rodríguez”, precisó Iguarán en conferencia de prensa.

Agregó que esos bienes “fueron adquiridos con dineros de origen ilícito relacionados con la actividad del narcotráfico y para encubrirlos, las personas que fueron capturadas diseñaron la estrategia del ‘testaferro’ para lavar los activos y blanquear los capitales”.

Jaime, Alexandra y Humberto Rodríguez ya fueron detenidos y las autoridades buscan a Claudia, otra hija de Gilberto, así como a Amparo, una hermana de los Rodríguez Orejuela.

Las capturas de los Rodríguez, así como de otras personas de su entorno familiar y de negocios, fueron realizadas en ciudades como Bogotá, Cali, Medellín, en la isla de San Andrés (Caribe) y en algunas poblaciones del departamento de Risaralda (centro), dijo el Fiscal.

El funcionario agregó que, además de las detenciones, las autoridades se encuentran en el proceso de incautar, “para proceder a la extinción del dominio -expropiación- de 140 bienes que pueden cuantificarse en más de 30 millones de dólares”.

Gilberto Rodríguez Orejuela, conocido como “El ajedrecista” fue extraditado a Estados Unidos en diciembre de 2004 y tres meses después las autoridades colombianas hicieron lo propio con su hermano Miguel.

En 2006 una corte de Miami los condenó a 30 años de prisión, tras un acuerdo en el que los dos hermanos aceptaron haber exportado más de 200.000 kilos de cocaína a Estados Unidos y se comprometieron a dinero y bienes por 2.100 millones de dólares. A cambio obtuvieron que se suspendieran los procesos a sus familiares.

Sin embargo, según Iguarán, “apareció una fuente en los Estados Unidos, un colaborador de esta familia, que denunció cómo se había dejado de entregar o reportar algunos bienes”.

Según el funcionario, ante las declaraciones de dicho testigo fueron las mismas autoridades de Estados Unidos las que solicitaron las investigaciones. “Esto permitió que la Fiscalía y la Policía reactivaran el proceso en Colombia e iniciara otros”, dijo.

You must be logged in to post a comment Login