Latinos deben aprovechar estímulos en empleos e hipotecas

Los latinos deben aprovechar las herramientas de estímulo económico proporcionadas por el gobierno estadounidense para la creación de empleos y la reestructuración de sus deudas hipotecarias.

La nueva ley de estímulo económico de 787 mil millones de dólares creará numerosos proyectos de obras públicas, que beneficiarán a los latinos del sector de la construcción, dijo en una teleconferencia el ex secretario de Vivienda, Henry Cisneros.

Además, los latinos pueden modificar sus préstamos hipotecarios mediante una reducción de intereses de los bancos que se benefician de los 700 mil millones de dólares del Programa de Alivio de Activos en Dificultades (TARP) para el rescate de instituciones financieras, señaló.

Cisneros, presidente de la empresa urbanizadora American City Vista, manifestó que la recesión económica ha afectado particularmente a los latinos más pobres con escaso acceso a las instituciones financieras.

“Esa situación se agrava con los despidos, así como las hipotecas de riesgo que adquirieron muchas minorías” por su falta de historial de crédito, en especial los latinos, anotó.

Agregó que también son necesarias medidas de parte del gobierno para combatir prácticas inescrupulosas de entidades que otorgan préstamos para la compra de casas, automóviles o por el cobro de cheques.

“La clase media es la columna vertebral de la economía”, manifestó Cisneros, quien indicó que por eso es importante fortalecer a la creciente comunidad latina.

Janis Bowdler, del Consejo Nacional de la Raza, señaló que su entidad y otros grupos pidieron en el pasado una moratoria a los embargos hipotecarios, pero no tuvieron éxito.

Afirmó que los embargos afectan a muchas familias por la caída del valor de las propiedades y los elevados intereses hipotecarios.

La activista citó un informe del Centro Hispano Pew en enero pasado, que señaló que uno de cada 10 latinos se ha atrasado en sus pagos hipotecarios y el tres por ciento recibió en 2008 notificaciones para el embargo de sus viviendas.

“El sistema no funcionó para los latinos”, lamentó Bowdler, al indicar que muchos bancos no están prestando dinero para las refinanciaciones de casas debido a la crisis crediticia, pese al esfuerzo de los latinos para cumplir con sus obligaciones.

Andrew Jakabovics, del Centro para el Progreso Americano (CAP), dijo, sin embargo, que las estipulaciones sobre el valor de la vivienda y de ingreso representan un desafío para los latinos que buscan aprovechar la reestructuración de sus hipotecas.

La iniciativa de vivienda de 275 mil millones de dólares anunciada la semana pasada por el presidente Barack Obama requiere que el propietario no deba más del 105 por ciento del valor de la propiedad y el pago mensual no debe ser mayor de la tercera parte del salario, entre otras condiciones.

NOTIMEX

{jcomments off}

You must be logged in to post a comment Login