Subasta de colección Saint Laurent bate récords con resultados contrastados

PARÍS, 25 Feb 2009 (AFP) – Los millones de euros siguieron acumulándose el martes, en el segundo día de la subasta de la colección de arte de Yves Saint Laurent y Pierre Bergé en París, con nuevos récords establecidos por un Géricault y sobre todo con las obras de Art Decó, con un sillón adjudicado en 21,9 millones de euros (28 millones de dólares).

La subasta consagrada la noche del martes a mobiliario del siglo XX, con un producto de 59,1 millones de euros (76 millones de dólares), gastos incluidos, ha batido el récord mundial de una venta de arte decorativo, anunció Christie’s.

El producto del día -101,1 millones de euros (129,7 millones de dólares)- se suma a los 206 millones de la víspera, que equivale a la suma superior esperada en un principio para los tres días de la subasta.

El martes por la noche, la sala de subastas instalada en el Grand Palais de París vivió su momento más excitante con la subasta del “butaca con dragones” de la irlandesa Eileen Gray, realizado entre 1917 y 1919. Salía con un precio de entre dos y tres millones y se adjudicó por 21,9 millones (gastos incluidos).

Se trata del segundo mayor precio pagado por un mueble tras el “Badmington cabinet” (siglo XVIII) vendido en 27,56 millones de euros en 2004, según Christie’s.

Poco antes, otro mueble de Gray, “Enfilade”, fue adjudicado en cuatro millones de euros a un francés residente en Nueva York, Philippe Segalot, que aconseja a grandes fortunas en materia artística.

“Es para un hombre que tiene ya una gran colección de Art Decó”, declaró a la AFP.

Otra obra que batió récords fue un Géricault (“Retrato de Alfred y Elisabeth Dedreux”), adjudicado en nueve millones de euros. Curiosamente el cuadro fue adquirido por el marchante francés Alain Tarica que hace 25 años había vendido este mismo cuadro a Yves Saint Laurent y Pierre Bergé.

El cuadro de Ingres (“Retrato de la condena de La Rue”) marcó un récord mundial al venderse a 1,8 millones de euros (2,2 millones con gastos incluidos), además de sus dibujos “André-Benoît Barreau, apodado Taurel”, también récord mundial para una obra en papel, que se subastaron a 913.000 (gastos incluidos).

En total, 18 cuadros antiguos se vendieron por un monto global de 22,2 millones de euros. Seis de las telas no encontraron comprador.

Posteriormente se subastaron piezas de orfebrería por un montante de 19,9 millones de euros, con la mayoría de piezas triplicando o cuadruplicando su valor de salida.

La sala del Gran Palais, al lado de los Campos Elíseos, estuvo menos llena de gente y el público fue más joven, sinónimo para los entendidos de menor poder adquisitivo. La entrada fue libre, al contrario de la venta del lunes, a la que sólo se pudo acceder bajo previa reserva.

El lunes, uno de los puntos culminantes de la primera jornada llegó con la subasta del cuadro de Henri Matisse “Les coucous, tapis bleu et rose”, vendido por 32 millones de euros (unos 41 millones de dólares), un récord mundial para este pintor francés.

La escultura de Constantin Brancusi “Madame L.R.” fue adjudicada en 29 millones de euros (36,8 millones de dólares), un récord para este artista rumano del siglo XX.

Sin embargo, una de las obras estrella de las 730 presentadas en la subasta, un Picasso cubista de 1914 (“Instruments de musique sur un guéridon”), no logró comprador ya que la mayor oferta por la obra fue de 21 millones de euros, cuatro millones menos del precio mínimo fijado.

El dinero logrado en la llamada “subasta del siglo”, que finalizará este miércoles, irá a la Fundación Bergé-Saint Laurent y a la investigación médica contra el sida, según explicó Bergé.

You must be logged in to post a comment Login