Costa Rica y Nicaragua se acusan de obstaculizar negociación con UE

SAN JOSÉ (AFP) – En vísperas de que la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya vea el diferendo entre Nicaragua y Costa Rica por el río fronterizo San Juan, los dos países se acusan de bloquear las negociaciones del Acuerdo de Asociación entre Centroamérica y la Unión Europea, haciendo resurgir viejas rivalidades.

El vicecanciller nicaragüense, Manuel Coronel, aseguró la víspera que la negativa de Costa Rica, reiterada esta semana por el canciller Bruno Stagno, a integrar instituciones regionales como el Parlacén (Parlamento regional) o la Corte de Justicia Centroamericana han supuesto “un balde de agua fría” para las aspiraciones de cerrar la negociación con Europa.

“Costa Rica no puede pretender que el resto de Centroamérica va a ir hacer un acuerdo con otra región sin encontrar la fórmula de un proceso de integración propia entre las naciones del istmo”, aseguró Coronel.

El jefe negociador costarricense, Roberto Echandi, aseguró que “esos no son temas de la negociación. No veo cómo Costa Rica le puede echar un baldazo de agua a algo que la misma UE no está pidiendo”.

Echandi recordó a la AFP que antes de iniciar la negociación se “acordó que no fuera requisito” para la misma la adhesión de Costa Rica a esas instancias, por lo que no van a afectar la negociación porque “no están en la mesa”.

Aunque Echandi no ha querido entrar “en el debate”, los costarricenses vienen criticando el supuesto “bloqueo” que están haciendo sus vecinos del norte en la negociación del Acuerdo de Asociación con Europa, y que podría hacer peligrar que se concluya para mayo de este año, como es su deseo.

“Hay un país que está bloqueando todo el proceso, que es Nicaragua”, dijo a la AFP Christian Guillermet, negociador de los capítulos político y de cooperación del equipo costarricense.

“En las mesas, cuando tratamos de dar todos los argumentos, les entran por un oído y les salen por otro y simplemente dicen: ‘no lo aceptamos porque eso es injerencismo'”, sostuvo.

Guillermet considera que en buena parte el contencioso sobre el río San Juan que debe dirimir la CIJ de La Haya en los próximos seis meses explica declaraciones como las de Coronel.

Cristina Martins, la representante de la UE para Costa Rica y Panamá, trata de aplacar los ánimos y señala que el supuesto bloqueo nicaragüense “quizá” ocurra en las reuniones internas pero en las sesiones formales “no se nota”.

“No hay ningún tema bloqueado donde la responsabilidad sea únicamente de Nicaragua”, dijo Martins a la AFP.

Lo que parece cada vez más probable es que en la próxima ronda negociadora, que se celebrará en Honduras del 30 de marzo al 1 de abril, se plantee la necesidad de negociar una cláusula que deje abierta la puerta para que si un país no quiere firmar el Acuerdo de Asociación no impida a los otros hacerlo y que otros, por ejemplo Panamá, puedan integrarse en el futuro.

El Acuerdo de Asociación entre Centroamérica y la UE, que se empezó a negociar a finales de 2007, comprende tres pilares: comercial, político y cooperación, e interesa de manera especial a Costa Rica que responde por cerca del 70% del comercio regional con Europa.

You must be logged in to post a comment Login