Califican como "fracaso" programa de inmigración

Miami.- La organización sin fines de lucro, Justice Strategies, llamó al presidente Barack Obama, a poner fin al programa que extiende a los gobiernos locales poderes de autoridades migratorias, los cuales calificó como un “fracaso”.

En un reporte presentado en rueda de prensa en Lake, Florida, Justice Strategies, consideró que eran “un fracaso” los programas implementados en condados como Maricoppa, Arizona, o en otros de Virginia, Florida, Carolina del Norte o Tennessee.

De acuerdo con el informe, el programa 287 (g) que permite a las fuerzas del orden locales y estatales aplicar leyes de inmigración, ha sido vendido por el Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE) como una medida de seguridad pública dirigida a remover a indocumentados criminales.

Sin embargo, el alguacil del condado de Maricoppa, Joe Arpaio, y el resto de las policías que han adoptado el programa se han concentrado más en blancos fáciles como personas que realizan violaciones de tránsito y trabajadores que representan muy poca amenaza para la seguridad pública.

“El programa se ha concentrado en estados con alta concentración latina (.) ¿por qué implementar el programa en lugares que no son regiones con altos promedios de crimen?”, preguntó Arti Shahani investigador, quién encabezó el estudio “Democracia local sobre ICE”.

En su reporte, Justice Strategies -con sede en Nueva York- llamó al Departamento de Justicia a investigar el programa implementado por el ICE por estar orientado más por cuestiones de raza.

Indicó que en 2008, el 61 por ciento de las agencias policiales participantes tenían índices menores de crímenes y robos que el promedio nacional, mientras que el porcentaje de crecimiento de la población latina de 87 por ciento era más alto que el promedio nacional.

Citó, como ejemplo, el caso del condado Collier, Florida, donde se concentra un gran número de inmigrantes mexicanos. De 2000 a 2006, el indíce de crimen cayó 20 por ciento y el de robos a propiedad bajaron 44 por ciento. Al mismo tiempo la población latina creció en 61 por ciento.

Al comentar el estudio, el abogado de inmigración de Fort Myers, Ricardo Skerret, indicó que el programa 287 (g) y la cooperación del ICE han sido “un desastre”.

“Lo que pasa es que las personas no están reportando crímenes y no están dispuestos a servir de testigos en caso de un crimen porque tienen temor a ser deportados”, afirmó Skerret.

Obama ha instruido a la secretaria del Departamento de Seguridad Nacional, Janet Napolitano, a revisar las políticas que ejecuta el ICE, una de las 23 agencias que integran la dependencia.

Justice Strategies advirtió que de continuar avanzando el programa 287 (g) más del 5.0 por ciento de la población de Estados Unidos corre el riesgo de ser deportada, enre ellos 12 millones de residentes indocumentados y residentes permanentes legales con ofensas del pasado.

Destacó además que más de 15 por ciento de las familias de Estados Unidos están integradas por lo menos de un padre que es extranjero (no ciudadano) y un niño que nació en este país.

De acuerdo con cifras de la Oficina del Inspector General (IOG) del Departamento de Seguridad Interna, Estados Unidos deportó entre 1998 y 2007 a más de dos millones de indocumentados, de los cuales 108 mil 434 fueron padres de niños estadounidenses por nacimiento.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login