Evoca Héctor Manjarrez el México de los años 50 en “Yo te conozco”

* Su libro saldrá a la venta en breve

México, 27 Feb (Notimex).- Al hacer una evocación de la Ciudad
de México de los años 50, tras la narración de las vivencias de los
niños y la gente de esa época, de los coches, de Ernesto P.
Uruchurtu, el llamado “Regente de Hierro”, el escritor Héctor
Manjarrez hace que el lector disfrute y recree en su mente las
escenas de ese tiempo, en el libro “Yo te conozco”.

Editada bajo el sello de Era, la novela, que para el autor es
“la que más le gusta”, refiere al México de los años 50, a través de
las historias de un grupo de personas, de los Cadillacs, Opels,
Hudsons y Studebakers, el cha-cha-chá y sus boleros, sus primeros
rocanroles, sus encuentros con marcianos y el horror al comunismo y
al divorcio, entre otras cosas.

Entrevistado por Notimex, Manjarrez comentó: “Espero que este
libro le guste a los lectores, es mi deseo principal y el segundo,
suscitar los recuerdos de aquellos que conocen los 50`s y la
curiosidad de quienes no lo conocieron”.

“Yo creo que esta ciudad ha cambiado muchísimo, yo no creo que
nos parezcamos los chilangos de hoy a los chilangos de los años 50,
estos son como “ingenuos” comparados con quienes somos ahora, creo
que también es divertido recordar a aquellos ingenuos, que éramos
nosotros, entonces hubiéramos sido todos niños”, enfatizó el autor de
“Lapsus”.

Agregó que el título del libro, proviene de la frase que se
dicen entre sí los hermanos, “yo te conozco mosco”, que era
popularisimo en esa época.

“Hay gente a la que uno le dice yo te conozco mosco, ahora y no
saben ni de qué habla uno” abundó el autor de “No todos los hombres
son románticos”.

“Yo te conzco” es la historia de la última infancia de Julio
César y Marco Antonio y por extensión de su madre abandonada por el
padre diplomático, de la empleada doméstica guapa y de la fea, del
primo menso, pero astuto, de la vecina con oído de tísica, del casero
rabo verde y violento, de la tía cachonda y su novio negro.

“Escribí el libro porque un día me quedé pensando en que yo
habia visto un marciano efectivamente cuando era un niño, que se
había aparecido por el piso de la cocina, yo vi al marciano y no
puedo probar, nadie puede probar ni que lo vi ni que no lo vi, pero
consideré que sería bonito escribir una historia sobre un niño, el
niño que yo fui o parecido, que ve un marciano como el que yo vi”
abundó el creador literario.

“Al escribir sobre el marciano, uno escribe sobre la época en
que los marcianos aparecían, los años 50, porque fue la época de oro
de los avistamientos y la gente hablaba de eso todo el tiempo” afirmó
Manjarrez.

El autor también realizó una obra de teatro en radio que
transmitió Radio UNAM, “he trabajado en radio, pero hace muchísimos
años en la BBC, en Londres”.

Recordó que el tema de la obra era parecido, “en los años 80
había un cosmonauta que estaba dando vueltas en el cielo y seguía
dando vueltas y no lo bajaban, porque mientras tanto la URSS se
estaba cayendo a pedazos y cuando el pobre hombre bajó, ya no existía
la URSS, ya no lo bajaron los soviéticos, lo bajaron los rusos”.

Agregó que no hay corto plazo en la vida de los escritores,
siempre es más o menos mediano o largo plazo, porque los libros
siempre tardan, son lentos y comentó que entre sus planes está la
publicación de unas memorias sobre Europa en los 60`s, “de lo que yo
recuerdo de cómo era Europa en esa época”.

Abundó que el próximo mes irá a París, al Salón del libro, que
este año está dedicado a México y al que asistirán algunos escritores
mexicanos.

Por último, dijo: “Yo escribo los libros y los echo como
barquitos de papel a la corriente a ver a dónde llegan, pero yo no
los dirijo a ningún lado”.

Héctor Manjarrez, nació en 1945 en el Distrito Federal, es autor
de una docena de libros, entre los cuales destacan las novelas
“Pasaban en silencio nuestros dioses” (1987), “El otro amor de su
vida” (2000) y “Rainey, el asesino” (2002), e igualmente las
recopilaciones de cuentos “No todos los hombres son románticos”
(1983) y “Ya casi no tengo rostro” (1996), entre otros.

Entre los galardones que ha recibido se cuentan el Xavier
Villaurrutia (1983), el José Fuentes Mares (1998) y el Premio
Narrativa Colima 2008.

Al autor, que ha residido en la antigua Yugoslavia, España,
Turquía, Francia e Inglaterra, le han preocupado por igual la
condición amorosa y la histórica.

“Yo te conozco” cuenta con 175 páginas; ha sido coeditado por
Ediciones Era y la Dirección de Literatura de la UNAM y en breve
tiempo será distribuido en librerías de la Republica Mexicana.

© 2006-2008 Notimex, Agencia de Noticias del Estado Mexicano

You must be logged in to post a comment Login