Rechaza Livni gobierno de unidad con Netanhyahu

José Parra.

Jerusalén.- La canciller israelí Tzipi Livni aseguró que “no hay ningún avance para que entremos al gobierno, por lo que seremos una oposición responsable”, tras una reunión de apenas una hora con el primer ministro designado, Benjamín Netanyahu.

En el encuentro celebrado esta mañana en Tel Aviv, la dirigente del partido Kadima criticó la postura de Netanyahu respecto al proceso de paz. Livni ha condicionado su entrada en un gobierno de unidad bajo el liderazgo del Likud a que Netanyahu se comprometa a seguir activamente las negociaciones con el presidente palestino, Abu Mazen, y a la solución de dos Estados para dos pueblos (Israel y Palestina).

Una fórmula aceptada por el actual gobierno israelí y exigida por la comunidad internacional.

“El proceso de paz no es un slogan vacío. Es el único camino para que Israel continúe siendo un Estado judío y pueda luchar contra el terror. Es un tema trascendental que no pienso renunciar a cambio de estar en el poder”, afirmó Livni en un hotel de Tel Aviv. Netanyahu a su vez reconoció en un comunicado el fracaso de la reunión y lo atribuyó a Livni.

“He ofrecido a Livni plena colaboración y ser un socio igualitario en mi gobierno, pero lo ha rechazado. Le anuncié mi compromiso a promover el proceso negociador con los palestinos y ofrecí elaborar conjuntamente la línea programática”, señaló.

Netanyahu no entiende la postura de Kadima, afirmando que “incluso ha rechazado la creación de equipos de negociación entre los dos partidos para encontrar un camino común”. El número dos del Likud, Guideon Sar, criticó a Livni acusándola de “actuar en función de sus intereses personales y partidistas y no por el bien de Israel que afronta momentos muy trascendentales y críticos”.

Hace una semana, Netanyahu recibió el encargo del presidente de Israel, Shimon Peres para formar un gobierno tras las elecciones del pasado día 10. Pese a que Livni fue la más votada -28 escaños frente a 27 de Netanyahu- el Likud goza de mayor apoyo parlamentario.

Los 65 diputados del sector derechista y ultraortodoxo de la Knésset (Parlamento) han dado su confianza a Netanyahu como primer ministro designado, que sin embargo busca y desea un Ejecutivo más amplio y estable. Fuentes cercanas a Netanyahu afirmaron a Notimex que “el nuevo gobierno dialogará con los palestinos y respetará todos los acuerdos de paz firmados, pero Netanyahu no cree que tenga sentido hablar de una solución de paz mientras en el otro lado hay tanta división y caos”.

El compromiso a la negociación fue anunciado el jueves por Netanyahu en su reunión en Jerusalén con Goerge Mitchell, el enviado especial del presidente estadounidense Barack Obama.

“Con la creación de mi gobierno, promoveremos el proceso negociador sin renunciar a los compromisos internacionales de los anteriores gobiernos israelíes”, apuntó Netanyahu.

El ultranacionalista Avigdor Liberman, líder del tercer partido más votado (Israel Beitenu), afirmó a una revista estadounidense judía que está a favor de un Estado palestino.

“Apoyo la creación de un Estado palestino. Me han pegado la etiqueta de ultraderechista. No es cierto. Yo quiero que Israel siga siendo un Estado judío, democrático y sionista”, indicó.

Palabras para calmar los temores de la comunidad internacional y quizá para atraer a Livni al gobierno de Netanyahu. Sin embargo, la reunión de este viernes confirma que Kadima se quedará en la oposición. Lo ha reiterado este viernes Tsaji Hanegbi, el destacado dirigente centrista y allegado a Livni: “debe pasar algo muy dramático y un giro espectacular para que entremos en el gobierno de Netanyahu”.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login