Se reúnen idólatras del neutle en la Casa de Tlaxcala en esta ciudad. Presentan el libro “Somos hijos del maguey”, de “Rius”.

México, 28 Feb (Notimex).- El pulque, neutle, agave del maguey
fermentado, tlachicotón o como quienes acostumbren esta “bebida de
los dioses” le quiera llamar fue uno de los personajes centrales de
la presentación de “Somos hijos del maguey”, el más reciente libro de
Eduardo del Río, “Rius”.

La representante del Estado de Tlaxcala en el Distrito Federal,
Bertha Alicia Rosette Solís, prestó anoche la sede de esa sede para
ser convertida en pulquería, con tablones, magueyes de verdad y
música en vivo, para que se hiciera la actividad.

Rosette Solís, sin embargo, no supo calcular el nivel de
convocatoria de los tres personajes de la noche: el neutle, “Rius” y
el que fue ídolo del boxeo Rubén Olivares “El Púas”, pues los fans de
los tres llegaron por legiones hasta el lugar.

El público desbordó de tal manera el inmueble que, incluso, el
reconocido fotógrafo Héctor García no pudo entró.

Postrado en silla de ruedas, el célebre artista, de quien en
breve se presentará en Bellas Artes un libro sobre su vida y obra,
escrito por la periodista e investigadora Norma Inés Rivera,
permaneció afuera del recinto.

El público colmó el pequeño espacio destinado a patio de esa
casa del Siglo XVII, que sirvió de habitación a José Martí y hoy es
edificio propiedad de la nación destinado a servicios culturales,
administrativos y turísticos en el Centro Histórico; lo que hubo en
ese inmueble fue una reunión de “cuates”.

Durante el acto, el maestro de ceremonias, Edgar Anaya, quien
confesó que tanto Angeles González Gamio, presentadora del libro,
como Rosette Solís “disfrutan muy en privadito del pulque blanco y
curaditos”, prometió de esa bebida para todos los asistentes, la
mayoría de ellos ajena a la literatura.

Los convocantes también prometieron como botana molcajetes de
salsa y tortillas, sin embargo, decenas de personas abandonaron el
lugar ante la falta de espacio, aire fresco y, sobre todo,
condiciones mínimas de seguridad, pues el barandal del piso superior
era amenazadoramente empujado por la multitud.

© 2006-2008 Notimex, Agencia de Noticias del Estado Mexicano

You must be logged in to post a comment Login