Estrella de TV Susana Giménez se desdice y rechaza pena capital en Argentina

BUENOS AIRES (AFP) – La popular conductora argentina de televisión Susana Giménez, quien indignada por el crimen de un allegado pidió la implantación de la pena capital, se desdijo un día después y se pronunció en contra de las condenas a muerte, argumentando su condición de católica.

“Soy católica, no pido la pena de muerte, pero no quiero que el que mate esté sólo un mes en cana (preso) porque tiene 18 años o es menor”, dijo la estrella en una conferencia de prensa ofrecida la noche del sábado en la provincia de San Juan (oeste).

El día anterior, la diva, cuyos programas tienen gran audiencia en Argentina y otros países latinoamericanos, tuvo una posición muy distinta al hablar con expresión desencajada frente a periodistas minutos después de enterarse de la muerte de Gustavo Lanzavecchia, un decorador que trabajaba con ella desde hace 20 años y fue asesinado con saña por delincuentes.

“Quien mata debe morir”, dijo Giménez en la noche del viernes, y desató una polémica en la que intervino hasta el propio ministro de Justicia, Aníbal Fernández, quien ratificó la oposición del gobierno a implantar la pena capital en Argentina.

Giménez fue más lejos aún al exclamar “terminemos con los derechos humanos y esas estupideces” y criticar también las leyes penales que asignan a los menores un trato diferencial.

Veinticuatro horas después, la conductora admitió que “sabía que esa frase iba a taer cola, pero estaba muy caliente (alterada)”, y cambió su posición.

You must be logged in to post a comment Login