Costa Rica niega ser obstáculo a acuerdo de Centroamérica con Unión Europea

SAN JOSÉ (AFP) – Costa Rica ha sido una “liebre” y no “tortuga” en las negociaciones del Acuerdo de Asociación entre Centroamérica y la Unión Europea, declaró este lunes el canciller Bruno Stagno, al negar que su país obstaculice las conversaciones entre los dos bloques.

El vicecanciller nicaragüense, Manuel Coronel, aseguró la semana pasada que Costa Rica estaba frenando las negociaciones con Europa por su negativa a integrarse al Parlamento Centroamericano (Parlacen) y la Corte Centroamericana para resolver controversias intrarregionales.

El discurso entre Nicaragua y Costa Rica, que comparten una frontera de 300 kilómetros, se endureció en los últimos días al aproximarse las audiencias de una disputa fronteriza en la Corte Internacional de Justicia, que comenzaron este lunes en La Haya.

“La Unión Europea no exige que Costa Rica sea parte del Parlacen ni de la Corte”, dijo a la AFP Stagno en el marco de un taller sobre el Acuerdo de Asociación efectuado en San José, en el que expusieron funcionarios europeos y costarricenses.

“Costa Rica no es la tortuga, hemos sido la liebre en las negociaciones” con Europa, agregó Stagno al desvirtuar la afirmación nicaragüense.

El canciller dijo que Costa Rica ha impulsado activamente los acuerdos con la UE y destacó que la Cumbre de Viena de 2006, entre América Latina y el bloque europeo, no estableció obligación alguna a San José de sumarse al Parlacen y la Corte.

Aunque Stagno no lo dijo, Costa Rica rechaza integrarse al Parlacen y a la Corte porque considera que ambas instituciones son inoperantes y su presupuesto oneroso, explicó recientemente a la AFP un funcionario costarricense que solicitó conservar el anonimato.

Costa Rica defendió este lunes en La Haya sus derechos de navegación en el río San Juan, que en su opinión han sido violados por Nicaragua, que tendrá la palabra este jueves.

El 29 de septiembre de 2005, Costa Rica presentó una demanda ante la Corte sobre los derechos de uso y tránsito por el río San Juan, que nace en el lago Nicaragua y desemboca en el Caribe.

Un tratado de 1858 otorgó la orilla norte y el cauce a Nicaragua, y la ribera sur a Costa Rica, pero concedió derechos de navegación a San José, que alega que sus embarcaciones son indebidamente controladas por Managua.

Ambos países son socios en el Acuerdo de Asociación con la UE, que se negocia desde 2007, y que interesa de manera especial a Costa Rica, que acapara cerca del 70% del comercio centroamericano con Europa.

La jefa de la delegación de la UE en Costa Rica, Cristina Martins, destacó en el taller de este lunes la cooperación europea a América Latina, afirmando que ésta “representa una visión integral del desarrollo sustentable, más allá del desarrollo macroeconómico”.

Martins destacó que “la Unión Europea es lejos el donante más importante del mundo” y aunque no entrega ayuda a “países de ingreso medio” como Costa Rica, sí proporciona cooperación de diverso tipo.

San José espera que las negociaciones con Europa culminen este año, de modo de firmar el Acuerdo en 2010, durante la presidencia española de la UE.

You must be logged in to post a comment Login