Gobierno boliviano teme que aumenten casos del letal dengue hemorrágico

LA PAZ (AFP) – El gobierno boliviano teme que el dengue clásico, del que sospecha suma cerca de 34.000 casos en dos meses, pueda convertirse en el tipo hemorrágico que mató a 19 personas en las últimas semanas, mientras el presidente Evo Morales advirtió que la epidemia se presenta “casi imparable”.

El ministro de Salud, Ramiro Tapia, alertó que “el dengue hemorrágico se produce en personas que han tenido dengue clásico”. Si una persona vuelve a ser picada por el mosquito transmisor, Aedes aegypti, “va a desarrollar las manifestaciones hemorrágicas”, aseguró.

Según datos oficiales, hay detectados 33.780 casos sospechosos de dengue, de los que 3.835 fueron confirmados. De ellos 70% se reportaron en la oriental región de Santa Cruz, la más afectada por la epidemia que comenzó a manifestarse en Bolivia a mediados de enero.

Los mismos informes reportan 88 infectados del tipo hemorrágico y 19 fallecidos confirmados por el Ministerio de Salud.

La gravedad de la epidemia, la peor reportada hasta la fecha, motivó que el presidente Morales urgiera este lunes a instituciones públicas y privadas y a la población en general a movilizarse para combatir la propagación del dengue.

“Es una enfermedad hasta ahora casi imparable. La obligación de todos es movilizarnos para acabar la enfermedad que está haciendo tanto daño a las familias”, afirmó el mandatario durante un acto militar en La Paz.

Basurales, aguas estancadas o botellas y recipientes de plástico desperdigadas en vías públicas son potenciales focos de infección, por lo que el gobierno dispuso la movilización de al menos 800 militares, principalmente en Santa Cruz, para fumigar puntos donde anida el mosquito transmisor.

En esa ciudad de 1,5 millones de habitantes, la alcaldía dispuso para el sábado una “jornada de saneamiento” para que toda la población participe con la limpieza de sus viviendas.

La instructiva ordena a los vecinos colocar en las esquinas de cada calle o avenida todo material que pueda servir como potencial nido de larvas del Aedes aegypti, para que camiones municipales puedan recogerlos y luego destruirlos.

De manera paralela, el Ministerio de Salud se proponía discutir este lunes con clínicas privadas de Santa Cruz la posibilidad de que alberguen a personas portadoras de dengue clásico o hemorrágico, debido a que los nosocomios públicos están a punto de colapsar por la cantidad de enfermos.

Cada centro estatal de salud recibe por día entre 40 y 50 casos sospechosos de la enfermedad, a quienes se les debe administrar de manera inmediata sueros y calmantes.

El mosquito transmisor del dengue se desarrolla en aguas estancadas y su picadura produce fiebres altas, dolores musculares y de cabeza, y erupciones cutáneas.

El dengue hemorrágico es una variante mucho más peligrosa que el clásico, pues causa sangrados y pérdida interna de líquidos, que pueden llevar a la muerte si el paciente no es asistido a tiempo.

You must be logged in to post a comment Login