Resultados electorales anuncian nuevo rumbo político en el País Vasco

Bilbao.- Tras una intensa jornada electoral, y con 65.88 por ciento de participación electoral, el País Vasco se encamina por un nuevo rumbo político en el que por primera vez desde la instauración de la democracia, los nacionalistas serán oposición.

Datos del Departamento del Interior dijeron que con 100 por ciento de los votos computados, el Partido Nacionalista Vasco (PNV) obtuvo 30 escaños, seguido por el Partido Socialista con 24 y el Partido Popular con 13 en el Parlamento Vasco.

Juan José Ibarretxe, lehendakari o presidente del gobierno autonómico y candidato a la reelección por el PNV, se convirtió en el candidato más votado, pero no reunió los 38 escaños necesarios para seguir en el poder, ni siquiera sumando el apoyo de los partidos nacionalistas.

En contraste, el partido que más aumentó su votación fue el Socialista de Euskadi, que consiguió 24 escaños, y que con el apoyo de los partidos Popular y Unión del Pueblo y Democracia podría encabezar un nuevo gobierno con la figura de Patxi López.

Tras estos primeros resultados, los candidatos de las diferentes fuerzas políticas han comparecido ante los medios de comunicación.

Ibarrexte señaló su disposición a dialogar con todas las fuerzas políticas para, en el marco de un proyecto de autogobierno, trabajar por el progreso del País Vasco.

Enfatizó que la sociedad vasca ha señalado claramente que será el Partido Nacionalista Vasco el que deberá liderar este proyecto, lo que anticipa el inicio de una serie de rondas entre los partidos para formar gobierno.

Tras conocerse los resultados de la elección, diversos analistas políticos consideran una posible alianza entre el Partido Nacionalista Vasco y el Partido Socialista.

Sin embargo, el candidato socialista Paxti López señaló de forma muy tajante a los medios que no renunciará a su candidatura para ser el próximo presidente del gobierno vasco.

El candidato del Partido Popular, Antonio Basagoiti, calificó la jornada de como histórica, sobre todo –dijo- porque es la primera vez que el grupo separatista armado Patria Vasca y Libertad (ETA) no se presenta a las elecciones.

Señaló que si el Partido Socialista habló con la verdad durante la campaña, es probable que haya un cambio, en alusión a lo que parece ser un muy posible pacto entre socialistas y populares, que deje fuera del gobierno a las fuerzas nacionalistas.

Vascos y gallegos dieron la espalda a nacionalistas: prensa

Madrid.- Los resultados de los comicios celebrados el domingo en el País Vasco y Galicia, norte de España, representan una salida definitiva del poder de los partidos nacionalistas, consideró la prensa española.

Las elecciones en el País Vasco supusieron un cambio histórico para una sociedad que llevaba tres décadas gobernada por el Partido Nacionalista Vasco (PNV), que logró 30 escaños (de 75 que integran la cámara vasca), opinó el diario El Mundo.

El Partido Socialista de Euskadi (PSE) logró 24 escaños, y en caso de contar el apoyo del Partido Popular (PP) que tiene 13 y Unión Progreso y Democracia (UPyD) que suma uno más, conseguiría formar un nuevo gobierno.

Resaltó el “gran fracaso” del presidente vasco (lehendakari) Juan José Ibarretxe que buscaba reelegirse, y aseguró que el electorado castigó a los nacionalistas en las primeras elecciones en que se prohibió la participación de partidos simpatizantes del grupo separatista ETA.

Destacó además que sus socios, los dos partidos con los que gobernaba en coalición, Izquierda Unida-Ezker Batua (IU-EB) y Eusko Alkartasuna (EA), “deberían dimitir, e Ibarretxe, jubilarse”.

El Mundo achacó la victoria del PSE a una “meritoria e inteligente” campaña de su candidato Patxi López, y a su mensaje de integración de los vascos, y señaló el enorme reto de López al frente del primer gobierno vasco no nacionalista.

Hizo ver también que, para gobernar, López necesitará pactar con el Partido Popular (PP), y destacó el comienzo de una nueva etapa en el País Vasco, “sin representación de la banda separatista ETA en el Parlamento y con los nacionalistas en la oposición”.

Igual de conforme se mostró El Mundo con los resultados de los comicios gallegos, y mostró su alegría porque “las urnas pusieran fin al fallido experimento” del Gobierno de coalición entre Partido Socialista (PSOE) Y BNG (Bloque Nacionalista Gallego).

Destacó la mayoría absoluta lograda por el PP, con Alberto Núñez Feijóo a la cabeza y con 39 escaños, frente al revés sufrido por el socialista Emilio Pérez Touriño y el nacionalista Anxo Quintana, que bajaron 4 y 2 puntos porcentuales respectivamente.

El rotativo aseguró que la pérdida de la Xunta por parte de los socialista supone “el primer retroceso electoral” del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, a quien “pasaron factura la crisis financiera y el aumento del paro”.

Esta misma idea es compartida por el diario El País, que en su editorial asegura que los votantes transfirieron sobre el partido de Touriño las responsabilidades que atañen al Gobierno central y al PSOE.

En cuanto a Mariano Rajoy, líder nacional de PP, el diario destacó que salió vencedor de los comicios gallegos, tras los escándalos acaecidos en el seño del partido respecto a los casos de corrupción o los espionajes en la Comunidad de Madrid.

El País hizo hincapié en que el mensaje de mayor trascendencia, tanto en Galicia, como en el País Vasco, es que “los nacionalistas pueden ser derrotados en las urnas” por partidos de ámbito estatal.

También hizo ver que los cambios acaecidos en los parlamentos autonómicos no sólo influirán de forma decisiva en sus respectivos Gobiernos autonómicos, sino también en la totalidad de la política española.

En cuanto al País Vasco, el rotativo calificó los resultados como “los más complicados imaginables”, y añadió que la hegemonía nacionalista, hasta ahora inamovible del panorama político vasco, “no es incondicional”.

En este sentido, el rotativo opinó que se puso de manifiesto que “no es imprescindible que el PNV esté presente en cualquier combinación posible de gobierno”, aún a pesar lograr un porcentaje de votos nunca antes obtenido al presentarse en solitario.

El diario, que responsabilizó a Ibarretxe de este “descalabro electoral” señaló finalmente que habrá mucho que negociar antes de que se produzca la investidura, que pasa, entre otras váis, por el pacto de socialistas y populares.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login