Bajo control penitenciario uno de cada 27 hispanos

Uno de cada 27 hispanos (3.7 por ciento) está en la cárcel, en periodo de prueba o en libertad condicional en Estados Unidos, según un informe del Centro Pew sobre los estados basado en datos de 2007.

Los afroamericanos tienen cuatro veces más de probabilidades que los blancos y 2.5 más que los hispanos de estar bajo supervisión penitenciaria, de acuerdo con el reporte.

Uno de cada 11 afroamericanos adultos (9.2 por ciento), estuvo bajo vigilancia penitenciaria, en contraste con uno de cada 45 anglosajones (2.2 por ciento).

En general, 1 de cada 31, un total de 7.3 millones de adultos, está bajo control penitenciario en Estados Unidos, señaló el reporte.

Entre las mujeres, la cifra es 1 de cada 89 y entre los hombres 1 de cada 18, de acuerdo con el informe, basado en un estudio del Departamento de Justicia divulgado en diciembre pasado.

El informe del Centro Pew analiza los costos del sistema carcelario en el país y ofrece sugerencias para que las autoridades reduzcan el crimen y los gastos al asignar los recursos en una supervisión más firme de la mayoría de los delincuentes en sus comunidades.

“La mayoría de estados enfrentan serios déficits presupuestarios”, dijo la directora del Centro Pew sobre los Estados, Susan Urahn.

“Cada uno de los estados debe hacer inversiones inteligentes en el sistema carcelario de sus comunidades que les ayude a recortar costos y mejorar los resultados”, subrayó.

El informe indicó que en las dos décadas pasadas, los fondos de los estados en sus penitenciarías se incrementaron en más de un 300 por ciento y que en la actualidad llega a un costo de 68 mil millones de dólares anuales a todos los niveles del gobierno.

La tasa de crecimiento de gastos en el sistema carcelario estatal fue mayor a la de los rubros de educación, transporte y asistencia pública, aunque menor al programa de asistencia médica del programa de Medicaid.

El reporte indicó que programas firmes de supervisión comunitaria para infractores de bajo riesgo, no violentos, costarían mucho menos que su encarcelamiento y puede reducir la reincidencia hasta en un 30 por ciento.

La supervisión comunitaria a esos infractores permitiría que las camas en las prisiones se utilicen para delincuentes violentos o que se usen los recursos para otras prioridades, señaló el Centro Pew para los Estados.

El número de personas en periodo de prueba o libertad condicional ha superado los cinco millones, por encima de 1.6 millones que se registró hace 25 años, señaló el reporte.

Indicó que en el año fiscal 2008 el costo diario de supervisar a una persona en periodo de prueba era de 3.42 dólares, en tanto que el costo para un recluso llegó a 78.95 dólares.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login