Busca ganador del “Latin American Idol” mostrar su talento en EU

Miami, 3 Mar (Notimex).- Desde los 14 años, Carlos Peña se mudó
de Guatemala a Honduras con la firme idea de convertirse en tenista
profesional, por lo que llevaba una vida dedicada al deporte y en sus
ratos de descanso cantaba con su guitarra, pero ahora busca mostrar
su talento en Estados Unidos.

Pero el destino le cambió de forma radical en septiembre de 2007
cuando ganó la segunda edición del programa “Latin American Idol”,
que se realizó en Argentina, una de las principales competencias de
música en español de América Latina.

Peña utiliza en estos momentos un peinado de rockero, lente
oscuro y se ha convertido en un ídolo en Guatemala y otros países de
Centroamérica y sueña con extender su éxito a la Unión Americana con
su segundo disco (el primero fue de `covers”), del que es autor,
junto con su hermano, de todos los temas.

“Hasta este momento es que Dios me da la oportunidad de mostrar
en verdad lo que realmente soy como cantautor”, expresó a Notimex el
guatemalteco de 21 años, en una entrevista efectuada este martes
durante una visita de promoción a esta ciudad.

“Esta es como mi carta de presentación en Estados Unidos.
antes con el disco de `covers” no me emocionaba tanto, porque no
había participado yo en la autoría de los temas”, añadió.

Peña, quien reside temporalmente en California, se encuentra en
su primera gira de promoción con su sencillo “Desesperadamente”, que
ya ha logrado triple Disco de Platino en Guatemala.

El sencillo forma parte del álbum “Aquí estoy”, que saldrá a la
venta el próximo 18 de marzo en Centroamérica. La placa contendrá 12
temas con composiciones de él y de su hermano, y se espera que esté a
la venta en Estados Unidos el mes próximo.

Con una figura delgada y vestido con jeans con una camiseta
blanca, Peña admite que con su triunfo en “Latin American Idol” su
vida se complementó, porque si bien jugaba tenis, otra de sus
pasiones desde pequeño siempre fue la música, la cual estudia desde
hace siete años.

Recuerda que en los últimos años de cuando estaba en la
primaria, se escapaba siempre de las clases con su guitarra en mano
para ir a cantar en otras aulas temas como el “Muelle de San Blas”,
de Maná.

Después, toda esa energía la canalizó al deporte y fue cuando
comenzó a jugar tenis. El logro más importante como tenista fue
representar a su país a los 16 años, época en la que ganó el primer
lugar centroamericano en la categoría de dobles.

Pero en 2006 decidió viajar a Colombia para audicionar en “Latin
American Idol 1”, y aunque sólo pudo llegar hasta los últimos 100, la
persistencia y lucha aprendida en el deporte lo llevaron a participar
en la segunda edición del concurso y a ganarlo.

“Siempre he luchado por lo que quiero y sé que el que persevera
alcanza, con tiempo, trabajo y con muchas ganas se puede lograr
todo”, aseguró y reconoció que ese triunfo que comparte con su país
le ha enseñado a aprender más el sentido humano que sus padres Nilsa
y Hugo le enseñaron en casa.

Admirador de su compatriota, el cantautor Ricardo Arjona, el
joven considerado ídolo nacional por el presidente de Guatemala,
Oscar Berger, se encuentra en proceso de crear una fundación en su
país natal para hacer realidad su sueño, de tener un complejo de
educación artística y deportiva que promueva nuevos talentos como él.

© 2006-2008 Notimex, Agencia de Noticias del Estado Mexicano

You must be logged in to post a comment Login