Promete comunidad internacional cuatro mil 480 mdd para Gaza

José Parra.

Jerusalén.- La cumbre internacional de donantes para la reconstrucción de la Franja de Gaza finalizó el lunes en el balneario egipcio de Sharm El Sheik con el anuncio de una ayuda de cuatro mil 480 millones de dólares, casi el doble de lo esperado.

La asistencia está condicionada a que los fondos no sean administrados por el movimiento Hamás, considerado por Estados Unidos y la Unión Europea como grupo terrorista y que controla con mano de hierro la Franja de Gaza.

“Ignorar a Hamás perjudicará los intentos de reconstrucción”, advirtió el portavoz del grupo islamista, Fawzy Barhum.

La ayuda tiene por objeto subsanar las enormes pérdidas y daños en Gaza -estimados en mil 900 millones de dólares- resultado de los 22 días de la reciente y masiva ofensiva israelí contra Hamás.

Arabia Saudita y Qatar fueron los más generosos con mil millones de dólares cada uno. Les siguen Estados Unidos (900 millones de dólares) y la Unión Europea (554 millones).

Otros países que colaborarán en la reconstrucción son Kuwait, Alemania, Italia, Japón, España y Brasil.

Con el dinero asegurado de antemano, el problema es hallar la fórmula adecuada de entregarlo y sobre todo saber a quién, dada la sangrienta división interna palestina.

Como estaba previsto, la comunidad internacional transferirá la ayuda a la Autoridad Nacional Palestina (ANP), que preside Mahmud Abbas.

De esta forma se boicotea a Hamás, gran ausente en la cita de Sharm El Sheik. Ante reyes, jefes de gobierno y ministros del Exterior de unos 80 países, el anfitrión y presidente egipcio Hosni Mubarak apeló a una tregua en Gaza “que suponga el fin del bloqueo y permita el éxito de la reconstrucción”.

Al respecto, reveló que Egipto “continúa mediando entre Israel y Hamás para conseguir el alto el fuego pese a que el gobierno israelí cambió a última hora su posición y condiciona el acuerdo a la liberación de su soldado Guilad Shalit”. Mubarak exigió a las facciones palestinas un gobierno de unidad ya que “la reconciliación interna facilitará que la ayuda llegue a la población”.

El secretario general de la Organización de Naciones Unidas (ONU), Ban Ki Moon, exigió a su vez a Israel levantar “el inaceptable e intolerable bloqueo de Gaza”. “El primer objetivo para que sea posible la reconstrucción es abrir los pasos fronterizos. La comunidad internacional debe solidarizarse con la población de Gaza”, añadió.

El presidente de la ANP, Mahmud Abbas, dedicó su intervención a agradecer la ayuda internacional pero advirtió: “Nada servirá si no hay un significativo impulso en el proceso de paz y la solución al conflicto”.

Entre las decenas de líderes mundiales presentes en la cumbre de Sharm El Sheik destacó Hillary Clinton en su primer viaje a la región como secretaria estadounidense de Estado.

Clinton anunció la ayuda -previa aprobación del Congreso- de 900 millones de dólares, detallando que un tercio se destinará directamente a la asistencia humanitaria en Gaza y el resto al gobierno de Abbas para pagar sus deudas y promover reformas.

“Trabajamos estrechamente con las autoridades palestinas para tener garantías de que el dinero va a parar a quien lo necesita y no a las manos no deseadas”, afirmó Clinton en alusión a Hamás. La jefa de la diplomacia estadounidense afirmó que “nuestra respuesta a la crisis de Gaza no debe ir separada de los esfuerzos para conseguir la paz”.

“Sólo actuando de forma urgente podemos convertir esta crisis en oportunidad. Proporcionando asistencia humanitaria en Gaza ayudamos a acercarnos a la meta de un Estado palestino que sea un socio responsable y vecino pacífico de Israel”, abundó.

Como el resto de los dirigentes, Clinton exigió a Hamás cumplir las tres condiciones para que se levante el boicot internacional: reconocimiento de Israel, renuncia a la violencia y aceptación de los acuerdos firmados entre la ANP y el Estado judío.

El ministro israelí encargado de la ayuda human

You must be logged in to post a comment Login