Venezuela asegura que no desea acabar con el sector productivo privado

CARACAS, (AFP) – La intervención estatal de las procesadoras de arroz no es una nacionalización ni una expropiación que desea acabar con el sector productivo privado en Venezuela, sino una medida temporal que busca “el bienestar de la mayoría”, declaró el ministro de Alimentación, Félix Osorio.

“Nosotros no tenemos ningún tipo de intención de acabar con el sector privado, que tiene la mayoría de los medios de producción. Pero somos un gobierno socialista y queremos dar el mayor privilegio a la mayoría”, explicó el ministro en una entrevista con AFP.

Dos días después de que el presidente del país, Hugo Chávez, anunciara la toma de control de las plantas procesadoras de arroz para evitar la escasez, Osorio garantizó que es una medida “preventiva” y “temporal”, pese a que recordara a las estatalizaciones de sectores estratégicos como el petróleo, la electricidad o la telefonía, decretadas desde 2007.

“Vamos a colocar personas en las líneas de producción para verificar que se produzca arroz a precio regulado para el pueblo. No es una nacionalización y no es una expropiación”, reiteró.

Desde 2003 en Venezuela existe un sistema de control de precios que afecta a productos de la cesta básica como el arroz.

El sábado, una planta del poderoso grupo Polar fue intervenida porque sus porcentajes de producción de arroz blanco y arroz con sabores, que se vende mucho más caro al no estar regulado, no se ajustaban a las normas, explicó Osorio.

“Sólo usaban la mitad de su capacidad de procesamiento. Y en las 440 toneladas de arroz que encontramos ya empaquetadas, sólo un 10% era arroz blanco regulado. Es un abuso y una burla para el pueblo y para el gobierno”, acusó.

Desde el lunes en la noche, esta planta, situada en el estado Guárico (centro), comenzó a producir un 80% de arroz blanco y el resto de arroz con sabores y condimentos, tal y como estipula el Gobierno.

Otras dos procesadoras de arroz pertenecientes a otros grupos privados también fueron inspeccionadas y los registros van a continuar.

“Nos quedaremos 90 días vigilando y después nos retiraremos. Si ellos no cumplen con las normas, habrá multas (…) Otras medidas, como una expropiación, serían estudiadas si por ejemplo el dueño decidiera cerrar la planta y dejar de producir”, alertó.

Según responsables de Polar, firma responsable del 6% de la producción nacional de arroz, la intervención será impugnada ante la justicia.

“No tenemos nada en contra del sector privado aunque nos toquen estas peleas que son fuertes. Yo no me opongo a que tengan su ganancia justa, pero lo que hizo Polar moralmente no podemos aceptarlo”, explicó Osorio.

El Gobierno venezolano acusa al sector privado de manejar los alimentos como si fueran “una mercancía cualquiera” y buscar únicamente sus propios intereses. No obstante, Osorio descartó que vaya a haber intervenciones en otras fábricas además de las procesadoras de arroz.

Según cifras oficiales, el Gobierno distribuye en sus redes de mercados populares un 46% de las aproximadamente 45.000 toneladas de arroz que se consumen mensualmente en Venezuela.

El Ejecutivo celebra que la producción anual de arroz fue de 1,3 millones de toneladas en 2008 frente a 700.000 toneladas de 1998, cifra refutada por la patronal, Fedecámaras.

Para algunos industriales del sector, en Venezuela falta materia prima y el sistema de precios regulados no permite sufragar los gastos de producción.

Pero Osorio lo niega y acusa al sector privado de contrabandear con los alimentos y alterar la distribución cada vez que hay retos electorales para que los ciudadanos culpen al gobierno de la escasez.

El ministro admite que la inflación en los alimentos, que superó el 40% en 2008, es preocupante, pero asegura que la especulación y el precio de los restaurantes son en parte “responsables”.

Con un petróleo nacional que no llega a 40 dólares por barril, Osorio subraya que favorecer la producción nacional es “la prioridad” y recalca que el gobierno “sólo importa lo que necesita”.

“Recuperar nuestro campo ha sido una tarea dura. Aquí hubo ministros que dijeron que había que cosechar en los puertos petroleros. Nuestros productores son supervivientes”, concluyó.

You must be logged in to post a comment Login