Anuncian plan de apoyo a deudores de créditos hipotecarios

La administración del presidente Barack Obama apoyará a unos nueve millones de tenedores de créditos hipotecarios a través de un ambicioso programa, que contempla un fondo por 75 mil millones de dólares.

Con la difusión de las guías para el Plan de Estabilidad y Acceso a la Vivienda, el gobierno cerró la pinza en el amplio frente de leyes e iniciativas que ha adoptado, destinadas a hacer frente a la peor recesión económica en mas de siete décadas.

El plan busca en principio reducir los embargos de casas derivados de la mora de pagos de créditos hipotecarios, cuyo número se duplicó el año pasado en relación con 2007, fenómeno que ha sido señalado por muchos como la causa de la actual crisis.

Ofrece la posibilidad de que entre cuatro y cinco millones propietarios de casas con créditos hipotecarios respaldados por las empresas Fannie Mae y Freddie Mac y que enfrentan dificultades para cubrir sus mensualidades, modifiquen las condiciones de sus préstamos.

De igual modo dará la posibilidad para que entre tres y cuatro millones dueños de casas adicionales y que enfrentan perspectivas similares, puedan modificar el monto de sus pagos mensuales de sus préstamos.

El programa beneficiará a aquellos tenedores de créditos hipotecarios que enfrenten dificultades para cubrir sus pagos o aquellos cuya deuda sea ahora mayor al precio de la propiedad como resultado de la depreciación de ésta.

Se estima que 20 por ciento de estos crédito-habientes padece esta última situación. En días recientes se reveló que la pérdida de valor acumulado de la vivienda en Estados Unidos, como consecuencia del desplome en los precios de las propiedades, alcanzó 3.3 billones de dólares en 2008.

La intención del gobierno es que a través de tales refinanciamientos, los propietarios de casas puedan ver reducidos sus pagos mensuales hasta en 11 por ciento. El plan contará con un fondo por 75 mil millones de dólares para apoyar la modificación en el pago de mensualidades.

Parte de ese dinero estará destinado a brindar incentivos a las empresas hipotecarias que faciliten la reestructuración de créditos a personas que califiquen, cubriendo hasta mil dólares de los costos asociados con tales operaciones.

Además contempla un subsidio que podría alcanzar hasta mil dólares anuales como un incentivo para los crédito habientes que paguen a tiempo sus mensualidades. Brindará asimismo pagos de hasta mil dólares a las hipotecarias que accedan a reestructurar créditos de manera anticipada a propietarios de casas que enfrenten la posibilidad de caer en una moratoria de pagos.

Otro programa con una partida de 10 mil millones de dólares estará destinado a respaldar algunos créditos de alto riesgo y reducir así el incentivo de las hipotecarias para proceder con el embargo de propiedades.

A tono con el perfil de la administración Obama, los detalles del plan fueron dados a conocer en la página de internet www.FinancialStability.gov.

El plan buscará además evitar que las condiciones que dieron lugar a la crisis actual puedan repetirse, desarrollando para ello guías uniformes entre la industria hipotecaria, trabajando de cerca con bancos, con el objetivo final de prevenir embargos en cascada.

Buscando ampliar sus alcances, el gobierno de Obama requerirá su adopción por parte de todas aquellas empresas financieras que reciben asistencia del gobierno a través del Plan de Estabilidad Financiera, anunciado el mes pasado por el Departamento del Tesoro.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login