Celebrará Benedicto XVI en Nazaret principal misa por Tierra Santa

Por José Parra

Jerusalén.- El Papa Benedicto XVI celebrará en Nazaret, la ciudad de la Anunciación y en la que creció Jesús, la principal misa de su peregrinaje por Tierra Santa, programado para la primera mitad de mayo.

Fuentes del Patriarcado Latino en Jerusalén, delegación de la Iglesia Católica en Tierra Santa, dijeron a Notimex que la decisión de optar “por la ciudad más sagrada de la Galilea ha sido bien recibida por la comunidad” cristiana que rechazaba que ésta tuviera lugar en Haifa.

Nazaret, ciudad de unos 60 mil habitantes y un tercio de estos cristianos, había sido descartada por los organizadores vaticanos para la multitudinaria misa porque se temía que no pudiera acoger a las decenas de miles de peregrinos que acompañarán al Papa.

Pero la insistencia de los representantes de Nazaret dio sus frutos y la semana pasada convencieron al Vaticano de que habrá lugar para todos en el cercano Monte del Salto, informó Wadia Abu Nasser, coordinador vaticano de comunicaciones en la zona. Nazaret, donde está la Basílica de la Anunciación, es uno de los tres lugares más sagrados para el cristianismo, junto con Belén, ciudad de la Natividad, y Jerusalén, lugar de la crucifixión.

Muchos habitantes de la ciudad se quejaron en las últimas semanas de que “no entendemos cómo una misa papal puede celebrarse en Haifa y no en Nazaret, la ciudad de Jesús y que le brindó su nombre”.

Abu Nasser dijo al diario Yediot Aharonot que “es una cuestión de justicia que la misa se celebre en Nazaret. Estamos contentos de que la final se haya encontrado una solución”. Benedicto XVI será el tercer pontífice de Roma que visite Tierra Santa, después de Paulo VI en 1964 y Juan Pablo II en 2000.

Su llegada se ve salpicada de pequeños roces entre Israel y El Vaticano, como el que rodea al reinsertado obispo William Richardson, negador del Holocausto, que el mes pasado llevó al Rabinato de Israel a suspender los contactos con la Sede apostólica.

El próximo 12 de marzo estos contactos serán reanudados en el Vaticano, confirmó el rabino David Rozen, encargado de las relaciones con otras religiones. De su parte, el gobierno israelí, que concede gran importancia a la visita papal, destinó el domingo un presupuesto especial de 43 millones de shékels (poco más de 10 millones de dólares) para sacar adelante los preparativos.

Los aspectos políticos y de procedimiento de la visita fueron encomendados al viceprimer ministro Haim Ramon y los de la seguridad al jefe de la Policía, que deberá diseñar un plan para el cierre de las carreteras y zonas por las que pase Benedicto.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login