Defiende Clinton solución de dos Estados para Israel y Palestina

Por José Parra

Jerusalén.- La secretaria de Estado estadounidense, Hillary Clinton, dijo en Israel que su país “actúa enérgicamente para llegar a la solución de dos Estados para dos pueblos, inevitable para finalizar el conflicto entre israelíes y palestinos”.

En su primera visita a Israel desde que asumió el cargo en enero pasado, Clinton pidió al gobierno del primer ministro de Israel, Ehud Olmert, llegar a un acuerdo de tregua en la Franja de Gaza, condicionándolo, eso sí, al fin de ataques por parte de Hamás. “Intentamos introducir la ayuda humanitaria para la población de Gaza, pero la continuación del lanzamiento de misiles no ayuda. Exijo a los que disparan y sus patrones que cesen el fuego”, señaló.

En Jerusalén, Clinton no pudo evitar comentar, con suavidad, las consecuencias de las elecciones en Israel. “Respetamos el proceso democrático israelí y estaremos apoyando a cualquier gobierno que se forme”, dijo antes de iniciar con el primer ministro designado Benjamín Netanyahu, el encuentro más esperado de esta visita de 36 horas en Jerusalén y Ramalá. Aunque afronta esta primera gira “básicamente para escuchar a los dirigentes de la zona”, Clinton reiteró a Netanyahu que el objetivo es “dos Estados para dos pueblos”.

Una afirmación nada gratuita ya que es precisamente la fórmula que se resiste a pronunciar Netanyahu, tal y como le exige la líder centrista, Tzipi Livni. Si no cede en este aspecto, el líder del Likud no sólo no tendrá el gobierno de unidad con Livni, sino que puede verse inmerso en una crisis de confianza con Estados Unidos.

Ante posibles desavenencias, Clinton se armó de fina diplomacia: “Estados Unidos siempre apoyó y apoyará a Israel, pero esto no quiere decir que como aliados y amigos no tengamos opiniones que queramos expresar. Somos dos vigorosas democracias”. Netanyahu resumió la reunión con Clinton afirmando que “ha sido muy profunda y positiva para promover la paz. Hemos quedado que nos volveremos a ver cuando forme el gobierno y hemos pactado colaborar de forma estrecha”.

Al margen de las negociaciones de paz, estancadas con los palestinos y probables en el futuro con Siria, Clinton y Netanyahu discutieron sobre las aspiraciones de Irán a tener armas nucleares. El líder conservador israelí le expresó su “preocupación” por el hecho que mientras se dialogue, Irán prosiga su programa nuclear. Netanyahu exige mantener la opción militar sobre la mesa.

Pero para que Estados Unidos acepte la posición de Israel frente a Irán y en último caso apruebe una operación militar israelí contra las instalaciones nucleares, Netanyahu debe avanzar en el frente palestino y sirio.

En cualquier caso, Clinton quiso tranquilizar a su aliado en la zona: “Estados Unidos comparte los temores de Israel ante el objetivo de Irán de conseguir armas nucleares y su apoyo a grupos terroristas como Hamás o Hezbolá”.

Aseguró que la iniciativa del presidente estadounidense Barack Obama de dialogar “no significa que haya cambiado nuestro deseo que Irán no tenga armas nucleares”. Clinton reveló que dos importantes emisarios suyos viajarán a Damasco este miércoles. Por un lado, rectifica la política de George W. Bush que boicoteó el régimen de Bashar Assad.

Por otro, allana el camino para relanzar el proceso de paz entre Israel y Siria. La intensa jornada de Clinton empezó en la sede presidencial, donde se reunió con un viejo amigo, Shimon Peres, al que conoce de los tiempos en los que su marido William Clinton era el presidente de Estados Unidos, posiblemente el más admirado en Israel.

Para despejar ciertos temores suscitados en la comunidad internacional, Peres le dijo: “todo gobierno que se forme en Israel estará comprometido con el proceso de paz”. Tras la cena esta noche- más bien de protocolo- con Olmert, Clinton visitará el miércoles la ciudad cisjordana de Ramalá para reunirse con el presidente palestino, Abu Mazen. Mazen le exigirá que presione a Israel para impulsar el proceso de paz con me

You must be logged in to post a comment Login