Los conceptos y teorías de Laplace son pauta a nuevos descubrimientos

México, 4 Mar (Notimex).- El astrónomo y matemático francés
Pierre Simón Laplace, conocido por formular las leyes del magnetismo,
crear la ecuación que lleva su nombre y reafirmar con éxito la teoría
de la gravitación universal de Isaac Newton, falleció el 5 de marzo
de 1827.

Laplace llegó al mundo el 23 de marzo de 1749, en la provincia
francesa de Beaumont-en-Auge, en el seno de una familia campesina. Su
padre tenía una pequeña granja y no pudo darle mucha educación.

A muy temprana edad el joven Pierre reveló un talento
extraordinario para las matemáticas, por lo que algunos de sus
parientes y vecinos acomodados sostuvieron sus estudios en la
Universidad de Caen.

Así, apenas unos años después de su graduación en esta
Universidad, Laplace obtuvo el puesto de profesor en la Escuela
Militar, mientras añoraba París, la única ciudad por la que entraría
en el gran mundo de la ciencia.

Pronto consiguió cartas de recomendación, y en 1767 partió a la
Ciudad Luz para solicitar la ayuda del distinguido matemático francés
Jean-Baptiste D”Alembert, quien en un principio no lo recibió durante
varias semanas.

Persistente en su ambición, Laplace escribió una disertación
sobre los principios de la mecánica y se la envió con la solicitud de
que le concediera una audiencia; D`Alembert quedó tan impresionado
con su talento que lo mandó llamar enseguida.

Con su ayuda, Laplace obtuvo más tarde el nombramiento de
Profesor de Matemáticas en la Escuela Militar de París, con lo que
quedó asegurado su ingreso en el mundo de la ciencia.

Su primer trabajo científico consistió en la aplicación de las
matemáticas a la mecánica celeste, que científicos como Isaac Newton
no pudieron explicar, sosteniendo que Júpiter y Saturno se
adelantaban a veces, y otras se retrasaban respecto a las posiciones
que debían ocupar en sus órbitas.

Laplace ideó una teoría, más tarde considerada de gran
importancia para entender las relaciones de los cuerpos celestes del
universo, en la que las variaciones eran normales y se corregían
solas en el transcurso de largas etapas de tiempo.

Los siguientes fueron años de fructuosas investigaciones para
Laplace, quien fue aclarando los conocimientos científicos sobre las
fuerzas elementales de la naturaleza y el Universo en diversos
artículos de su autoría.

Sigue

Los conceptos y. dos. autoría

Además, escribió sobre el movimiento de los proyectiles y el
flujo y reflujo de las mareas, la precesión de los equinoccios, la
forma y rotación de los anillos de Saturno y otros fenómenos.

Estudió el equilibrio de una masa líquida en rotación, ideó una
teoría de la tensión superficial; trabajando con el químico francés
Antoine-Laurent Lavoisier, estudió el calor específico y la
combustión de diversas sustancias y puso los cimientos para la
moderna ciencia de la termodinámica.

Laplace también inventó el calorímetro de hielo, que medía la
cantidad de hielo fundido por el peso dado de una sustancia caliente
cuya temperatura se conocía y, así, podía calcularse matemáticamente
su calor específico.

Mientras estudiaba la atracción gravitacional de un esferoide
sobre un objeto externo, ideó la que hoy se conoce como “Ecuación de
Laplace”, utilizada para calcular el potencial de una magnitud física
en un momento dado mientras está en movimiento continuo.

Dicha ecuación no sólo tiene aplicación en la gravitación, sino
también en la electricidad, la hidrodinámica y otros aspectos de la
física.

Entre 1799 y 1825, Laplace reunió sus escritos en cinco
volúmenes titulados “Mecánica Celeste”, en la que se proponía dar una
historia de la astronomía, sistematizando la obra de generaciones de
astrónomos y matemáticos, y ofreciendo una solución completa a los
problemas mecánicos del sistema solar.

En los dos primeros volúmenes describió métodos para el cálculo
del movimiento de los planetas y sus satélites, y determinó sus
trayectorias, en el tercero, la aplicación de estos métodos y muchas
tablas astronómicas.

Más tarde publicó un volumen titulado “El sistema del mundo”, al
que le siguió su “Teoría analítica de las probabilidades”, que es un
estudio sobre las leyes de probabilidad.

Laplace vivió hasta la avanzada edad de 68 años en el semiretiro
de Arcuel, hasta su fallecimiento, ocurrido el 5 de marzo de 1827.

© 2006-2008 Notimex, Agencia de Noticias del Estado Mexicano

You must be logged in to post a comment Login