Pide Schwarzenegger ahorrar agua ante sequía en California

San Diego, 4 Mar (Notimex).- El gobierno de California se
reserva a discreción una orden para ahorrar agua ante una emergencia
por escasez del vital líquido este año y la posibilidad de que la
sequía agrave la crisis que enfrenta la agroindustria estatal.

Al declarar una prolongación de la emergencia de 2008 durante
todo 2009, el gobernador Arnold Schwarzenegger dijo que “la sequía
significa un devastador impacto en nuestro pueblo, nuestras
comunidades, nuestra economía y nuestro ambiente”, por lo que, dijo,
podrían ordenarse ahorros de agua.

Junto a la actual crisis económica global y que se originó en
Estados Unidos, ahora la sequía también amenaza a la multimillonaria
agroindustria californiana, donde este año se podrían perder hasta 95
mil empleos.

Hidrólogos del estado determinaron que en enero, el mes que
proporciona las mayores lluvias y nevadas en California, las
precipitaciones y deshielos se traducirán este año en sólo el 31 por
ciento del agua que tradicionalmente se obtenía.

Las seis reservas naturales estatales de agua se encuentran
ahora en capacidades que van del 69 al 76 por ciento.

Tan sólo en reservas, California tiene actualmente en su
conjunto el 74 por ciento de su capacidad normal, pero el estatal
Departamento de Recursos Hidráulicos anticipó que el déficit de agua
aumentará por las escasas lluvias de 2009.

Richard Howitt, experto de la Universidad de California en
Davis, estimó que la agroindustria de California tendría que dejar de
producir este año, tan sólo en el valle central, unas 340 mil
hectáreas de diversas cosechas –aproximadamente 850 mil acres–.

Además, tendría que ceder recursos a cosechas que para las que
el agua es determinante, como los viñedos y las orquídeas.

El especialista dijo que en esos términos, la sequía podría
dejar sin empleo en 2009 entre temporal y permanentemente a unas 40
mil personas, únicamente en el valle, con pérdidas superiores a los
dos mil millones de dólares.

El secretario del Interior, Ken Salazar, recorrió la semana
pasada el central Valle de San Joaquín y dijo que la sequía es
severa. Apuntó que una reserva federal de agua en la región tendrá
que usarse limitadamente en agricultura y consumo municipal e
industrial.

“Los agricultores, rancheros y comunidades en el Valle Central
requieren de la vinicultura y necesitan de todo el apoyo que puedan
obtener del gobierno federal”, dijo Salazar.

Agregó que los agroindustriales, que por conservar agua al
estado deban de suspender cosechas, podrían obtener préstamos
oficiales para mantener sus empresas.

Para Lester Snow, director del Departamento de Recursos
Hidráulicos, desde el punto de vista hidrológico la escasez de agua
pudiera no ser tan severa, pero la población de California ha
aumentado en unos nueve millones de habitantes desde la última
sequía, en 1992.

Además, apuntó, la agricultura se ha diversificado y
especializado, por lo que la sequía tendría ahora un mayor impacto.

“Definitivamente, uno de los mayores impactos en la actualidad
sería una pérdida de empleos por la sequía”, estimó Snow al calcular
que todo el estado podría perder hasta 95 mil empleos por la sequía.

Durante el año pasado el estado invitó a la población a ahorrar
voluntariamente 20 galones de agua –unos 75 litros– diariamente en
cada hogar.

© 2006-2008 Notimex, Agencia de Noticias del Estado Mexicano

You must be logged in to post a comment Login