Breves de Texas… Ejecutado en su cumpleaños número 38

Dallas.- Las autoridades de Texas ejecutaron mediante inyección letal y el día de su cumpleaños número 38 al afroamericano Kenneth Wayne Morris, hallado culpable por la muerte a balazos de un hombre en Houston en 1991.

Morris, el segundo reo ejecutado en los últimos dos días, fue declarado muerto a las 18:16 horas de este miércoles (00:16 GMT del jueves), ocho minutos después de que se le inyectara la dosis letal de drogas.

La ejecución se efectuó en la cámara de la muerte de la Unidad Carcelaria Walls, en Huntsville, unos 250 kilómetros al sureste de Dallas.

Momentos antes de morir, el reo pidió perdón a los tres hijos de su víctima y a uno de sus nietos, que atestiguaron la ejecución.

“Lo siento, por todo el dolor que les pude haber causado a ustedes y a su familia”, dijo. “No me llevo nada más que amor”, indicó luego.

Morris fue sentenciado a muerte por el homicidio a balazos de James Moody Adams, de 63 años, el 1 de mayo de 1991.

Según las autoridades, Morris y dos acompañantes irrumpieron de manera equivocada en la casa de Adams creyendo que había armas.

Adams, quien se encontraba durmiendo junto con su esposa en el piso superior, despertó y bajó a confrontar a los intrusos, a quienes les negó tener armas y les ofreció mil 800 dólares para que se fueran.

Morris disparó entonces en cuatro ocasiones sin tener causa aparente. La esposa de Adams, que se había escondido en un closet, escuchó la discusión, los balazos y el ruido del cuerpo de su esposo al desplomarse.

Los tres ladrones dejaron en el lugar bolsas vacías de plástico en las cuales pensaban llevarse el botín. Las autoridades localizaron en una de las bolsas las huellas digitales de uno de ellos, Christopher Montez, y lo arrestaron.

El detenido condujo a la policía hacia Morris, quien fue detenido 12 días después del crimen, y el tercer cómplice, Orlena Ayers, primo de Montez, se entregó a las autoridades.

Montez fue sentenciado a 85 años de cárcel, Ayers a cadena perpetua y Morris a pena de muerte.

Morris fue el décimo reo en ser ejecutado en Texas en lo que va de 2009 y el número 433 desde que Texas reactivó la aplicación del castigo capital en 1982.


Declaran culpable a integrantes del Cártel del Golfo

Dallas.- Dos integrantes de una célula del Cártel del Golfo fueron declarados aquí culpables de conspiración y lavado de dinero por su participación en una red multimillonaria de distribución de cocaína.

Un jurado federal declaró culpables el pasado lunes a Jason Paul Cantu, de 29 años, de conspiración para cometer lavado de dinero y a Colin Delawn Jackson, de 39, de conspiración para poseer cocaína con intención de distribución.

Jackson, quien enfrenta una sentencia de cadena perpetua, fue responsabilizado de transportar cientos de kilos de cocaína de Dallas a Atlanta, según un comunicado de la oficina del Procurador Federal del norte de Texas, James T. Jacks.

Por su parte, Cantu, quien enfrenta una sentencia de hasta 20 años de cárcel, contrabandeo cientos de miles de dólares en efectivo de Dallas a México, escondiendo el dinero en compartimentos secretos de distintos vehículos.

Autoridades federales aseguraron en la Corte que los dos hombres formaban parte de la célula del norte de Texas del Cártel del Golfo, encabezada por Sergio Maldonado.

Maldonado fue arrestado en Laredo, Texas, en agosto de 2007 como parte de la Operación Puma dirigida a detener a los miembros del Cártel del Golfo que operaban en Texas. Maldonado se declaró culpable hace un año y puede recibir una sentencia de hasta cadena perpetua, cuando se le fije el castigo el próximo 6 de abril.

La Operación Puma resultó en el arresto de 24 personas y en el decomiso de más de tres millones de dólares en efectivo, 500 kilogramos de cocaína y media tonelada de marihuana. Otros once acusados como parte del operativo permanecen fugitivos.

Detienen a barco mexicano por pesca ilegal en aguas estadounidenses

Dallas.- Una lancha patrullera de la Guardia Costera de Estados Unidos detuvo a un barco de pescadores mexicanos en aguas estadounidenses del Golfo de México, por realizar pesca ilegal, informó la corporación.

La lancha patrullera Schamal, de la Guardia Costera, detuvo este martes al barco tripulado por dos pescadores mexicanos, unos 65 kilómetros al este de Corpus Christi, dijo la vocera de la Guardia Costera, Renee C. Aiello.

Una búsqueda del barco dio como resultado el hallazgo de 34 kilogramos de tiburón y pargo rojo que fue pescado en formas ilegal en aguas de Estados Unidos.

La pesca entró en descomposición y tuvo que ser tirada al mar.

Aiello dijo que el barco y los dos tripulantes fueron entregados a agentes de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza para su eventual procesamiento y deportación a México, donde las autoridades mexicanas decidirán que tipo de sanción se les debe imponer.

Decomisan cargamento de armas dirigido a México

Dallas.- Agentes de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza estadounidense informaron del decomiso en Laredo, Texas, de un cargamento de 23 rifles y dos pistolas que estaban a punto de ser introducidas de contrabando a México.

La dependencia precisó en un comunicado que durante una inspección de salida a los automovilistas que se dirigían a México por el Puente Internacional Lincoln-Juárez, revisaron al azar un vehículo pick-up Ford 1996 con rayos X.

El examen al que fue sometido el automóvil, conducido por Abram Josiah Sprenger, de 30 años de edad, reveló la presencia de 15 rifles con mangos de madera debajo de la caja del vehículo.

La inspección permitió además detectar irregularidades en el área del tanque de gasolina, en cuyo interior fueron localizados otros ocho rifles y dos pistolas de nueve milímetros, además de cargadores.

Sprenger, residente de Oklahoma, fue detenido en el lugar y conducido a la cárcel del condado de Webb, donde permanece en espera de ser presentado ante un juez federal.

La Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) asumió el caso y abrió una investigación.

El decomiso se produjo en momentos en que las autoridades de México y Estados Unidos refuerzan su combate al tráfico de armas.

Ejecuta Texas a reo afroamericano

Dallas.- Texas aplicó la pena de muerte mediante inyección letal a un reo afroamericano que en 1993 mató a balazos en Clarksville, al noreste de Dallas, a una mujer de 85 años de edad, con lo que suman nueve reos ejecutados en lo que va de 2009.

Willie Earl Pondexter de 34 años de edad, fue declarado muerto a las 18:18 horas de este martes (00:18 horas GMT del miércoles), nueve minutos después de que se le comenzara a aplicar la dosis letal de drogas.

La ejecución se efectuó en la cámara de la muerte de la Unidad Carcelaria Walls en Huntsville, unos 250 kilómetros al sureste de Dallas.

Momentos antes de morir, sujeto a la camilla de ejecución, Pondexter aseguró en su última declaración que no había matado a nadie, pero se disculpó y expresó su arrepentimiento por haber participado en el crimen.

Pondexter fue uno de los dos declarados culpables del homicidio de Martha Lennox ocurrido el 29 de octubre de 1993 en la vivienda de la mujer en Clarksville.

En recientes declaraciones a la prensa, Pondexter aseguró que su compañero, James León Henderson, disparó primero contra Lennox y luego le cedió la pistola para que él le hiciera un segundo disparo.

“A los 18 años de edad, yo era como un seguidor”, dijo en entrevista la semana pasada.

Martha Lennox y sus dos hermanos heredaron una fortuna de millones de dólares. Los tres, ninguno de los cuales se casó, ya han muerto, pero una fundación con el apellido familiar continúa con su labor altruista.

Pondexter, Henderson y otros tres involucrados en el robo y homicidio huyeron con un botín de 20 dólares que extrajeron del bolso de la mujer a quien robaron también su automóvil, Cadillac.

El grupo fue detenido horas después del homicidio en Dallas luego de tratar de robar a un hombre que caminaba en la calle.

Pondexter y Henderson fueron sentenciados a muerte. Los otros tres recibieron diferentes sentencias de cárcel.

Pondexter se convirtió en el noveno reo ejecutado en Texas en lo que va de 2009 y en el número 432 desde que Texas reactivó la aplicación del castigo capital en 1982.

Las autoridades carcelarias estatales tienen programado efectuar otra ejecución este miércoles.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login