Confían que Premio de las Artes impulse el canto cardenche

* Se congratula del estímulo el grupo Cardencheros de Sapioriz

México, 5 Mar (Notimex).- El Premio Nacional de Ciencias y Artes
recibido en el campo de Artes y Tradiciones Populares, tendrá sin
duda repercusión para retomar el canto cardenche, que se encuentra
desde hace 40 años en peligro de extinción, afirmó el grupo musical
Cardencheros de Sapioriz, galardonado con el reconocimiento.

Los cuatro músicos se mostraron satisfechos por el premio
recibido ayer de manos del presidente Felipe Calderón, por la gama de
implicaciones que tendrá en el entorno nacional, entre ellas el
reparo de su existencia, su posible imitación, promoción y enseñanza.

“En nuestro pueblo este premio puede ser motivo de que la
juventud se dé cuenta de su importancia, de que no sólo la
estridencia de los instrumentos puede ser valorada y que aspiren a
agarrarlo.

“El cardenche es un canto que debe su nombre a un cactus del
desierto (cardo), cuya espina entra con facilidad y sale con mucha
dificultad y dolor, como ocurre con el amor”, expresaron.

Precisaron que “no se canta en montón” sino a tres voces
concertadas con pausas: una principal en tenor o primera; otra de
arrastre, grave o baja, y una aguda o contralta.

Tales papeles los ocupan don Antonio, de 74 años de edad; don
José Guadalupe, de 63, y don Genaro, de 72, mientras que don Fidel,
de 65, participa con la voz principal y la contralta.

Afirmaron que “nosotros lo conservamos por respeto a nuestros
padres y abuelos, porque es un legado muy importante de nuestras
tradiciones y raíces que no queremos perder.

“Nos han sugerido que le pongamos música, pero por respeto a
nuestro legado y a que así nos ha llegado desde su origen, no hemos
querido cambiarlo”, comentaron.

La preocupación de los Cardencheros de Sapioriz, población rural
de Lerdo, Durango, por su canto se debe a los severos riesgos de
extinción a que está expuesto desde hace varias décadas.

Actualmente su cultivo comunal está limitado a Sapioriz y la
localidad Flor de Jimulco, en el municipio de Torreón, Coahuila,
también ubicado en la Comarca Lagunera.

Su repertorio se integra de apenas 40 de las 100 canciones que
el padre de don Fidel logró recopilar hace tres décadas. El resto de
las piezas fueron olvidadas o se perdieron.

Sigue

Confían que Premio. dos. perdieron

Los temas has sido grabados en varios discos y casetes, el más
reciente fue un disco compacto apoyado por el Consejo Nacional para
la Cultura y las Artes (Conaculta), con los que han viajado por
numerosas partes de la República Mexicana y Estados Unidos.

De ahí la ocupación del grupo, de algunos artistas como Juan
Pablo Villa e instituciones como el Conaculta, a través de su
Dirección General de Culturas Populares, por evitar su pérdida y
recuperar su historia.

Una historia y geografía que, a decir del sociólogo, Francisco
Cázares, pudo ser muy rica y extensa en otras épocas, si se llega a
probar que el verdadero origen del cardenche deriva de los cantos
corales religiosos, dada su semejanza con las alabanzas y misas,
explicó.

Abundó que existen otras versiones sobre su origen. Una habla de
que fue trasladado por ex esclavos negros de Estados Unidos o que es
imitación del aullido del coyote o del viento en las cuevas del
desierto.

Por su parte, los Cardencheros de Sapioriz han encontrado gente
que recuerda la existencia de cantos similares en Sinaloa, Zacatecas,
Nuevo León y otras regiones de Coahuila y Durango ajenas a La Laguna.

En su empeño por no dejar perder el legado de sus padres y
abuelos, el grupo aseguró que seguirá elaborando talleres, y
continuará con su visita en escuelas, de niños, jóvenes y
universidades, a fin de inculcar el interés por esta música.

El Premio Nacional de Ciencias y Artes 2008, en la categoría
Artes y Tradiciones Populares, fue compartido con la ceramista
oaxaqueña Angélica Vázquez Cruz.

© 2006-2008 Notimex, Agencia de Noticias del Estado Mexicano

You must be logged in to post a comment Login