Policía visita en ocho ocasiones casa de octillizos

Los Angeles.- Por lo menos en ocho ocasiones, las autoridades de Los Angeles han visitado la casa de Nadya Suleman, madre de los octillizos nacidos en enero pasado que están por abandonar el hospital, por diversos incidentes.

De acuerdo con las autoridades locales, el pasado 7 de julio de 2008, Suleman, quien ha estado desempleada desde hace ocho años, recibió la visita de supervisores del Departamento de Servicios Familiares y de Infantes del Condado de Los Angeles (DCFS por sus siglas en inglés).

El motivo fue investigar la queja de un vecino, quien denunció que los seis primeros hijos de Suleman, con edades de uno a ocho años, vivían en condiciones deplorables y sin una adecuada alimentación.

El reporte consideró infundada la denuncia que había sido canalizada por la categoría de “Sospechoso de Abuso Infantil”.

Pero este no fue un incidente aislado, sino que le siguieron siete pesquisas más en las dos casas en donde ha vivido Nadya en los últimos ocho años con sus seis hijos.

Ahora suman 14, con el nacimiento de sus octillizos, según los registros policiales.

El 9 de enero de 2008, una persona llamó al teléfono de emergencia (911) después que uno de los hijos de Nadya se encerró de forma accidental en una de las habitaciones. Un policía logró quitar el seguro de la puerta.

El 27 de octubre de 2008, Suleman llamó al 911 porque uno de sus hijos se había extraviado. Cinco patrullas respondieron al llamado y encontraron al hijo de cinco años, quien había seguido a su abuela en una calle cercana.

El 23 de enero de este año, tres días antes de que nacieran los octillizos, uno de los hijos llamó al mismo teléfono de emergencia desde la casa, aunque la policía no pudo identificar el motivo de la llamada.

En dos ocasiones, la policía recibió llamadas de vecinos: el 12 de mayo y el 10 de agosto de 2008, que denunciaban que la puerta principal se había quedado abierta y temían que algún sospechoso hubiera entrado al domicilio.

Cuando los octillizos nacieron, vecinos llamaron a las autoridades por la abrupta presencia de numerosos reporteros que sitiaron el domicilio de Suleman, y denunciaron a un sujeto que portaba un arma de fuego y que merodeaba el lugar.

Los octillizos están a días de abandonar el área de incubadoras en donde permanecen desde su nacimiento, pero aún se desconoce si Suleman los llevará a su actual domicilio, propiedad de su madre, que está en riesgo de ser embargado tras 10 meses de deuda hipotecaria.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login