Protestan frente a hospital que dispuso de órganos de inmigrante

Chicago.- Activistas hispanos protestaron frente al hospital Saint Francis por haber retirado el respirador a un inmigrante guatemalteco que fue atropellado en Chicago y por haber dispuesto de sus órganos sin autorización de la familia.

Encabezados por Julie Santos, comisionada de la Liga de Ciudadanos Latinoamericanos Unidos (LULAC), los manifestantes realizaron el martes una vigilia y demandaron garantizar en los hospitales el respeto a los más desprotegidos, entre ellos los inmigrantes.

“Queremos asegurarnos de que los latinos que ingresan a las instalaciones hospitalarias sean tratados con respeto y dignidad”, aseveró Santos.

Frente al nosocomio, ubicado en el suburbio de Evanston, al norte de Chicago, agitaron pancartas en las que pedían investigar el caso del inmigrante José Luis Ruiz.

También demandaron una legislación que fortalezca y asegure el respeto al concepto de “consentimiento familiar” en los hospitales.

El jueves pasado, Ruiz -un activista conocido como “Maya”- fue atropellado cuando intentaba cruzar la calle frente a su casa, al norte de Chicago, y fue trasladado al hospital Saint Francis, hasta donde llegaron sus amigos Edgardo Monroy y Eusebio Benítez.

Ahí esperaron horas por atención médica, pero los amigos confirmaron que Ruiz estaba vivo y hablaba. Ambos solicitaron al personal médico, así como al representante de un grupo de donación de órganos, que no tomaran ninguna decisión sobre el cuerpo de su amigo sin el consentimiento de la familia.

“Incluso ofrecí el pago para mantenerlo conectado”, dijo Benítez, mientras que Monroy solicitó 48 horas para localizar a la familia en Guatemala y que ésta pudiera volar a Chicago.

Los amigos de Ruiz recibieron por respuesta sólo una disculpa, “porque ya era demasiado tarde y tanto el hospital como la organización Gift of Hope Organ and Tissue Donor Network habían decidido y se estaban realizando los análisis y preparación de órganos”.

Los médicos determinaron muerte cerebral y desconectaron a Ruiz del respirado artificial apoyados en la firma de autorización que uno de los amigos hizo. Pero tanto Monroy como Benítez no quedaron conformes con los argumentos y acudieron a levantar una demanda en contra del hospital.

Julie Santos comentó que se han hecho ya los trámites necesarios para que se inicie una investigación de los hechos, y dijo que la protesta de este martes estaba orientada a evitar que en el futuro se repita este tipo de abusos. Margaret Carrasco, dirigente de la Casa Mexiquense de Waukegan, explicó que se pedirá el apoyo de la congresista por Illinois, Jane Schakowsky.

Señaló que solicitarán a Schakowsky la promoción de una ley que establezca regulaciones estrictas para que se respete el consentimiento familiar en la toma de decisiones sobre un paciente no consciente o en estado terminal y la donación de sus órganos. Además de la iniciativa propuesta, denominada “Ley Maya” en honor de Ruiz, los activistas promoverán la realización de una audiencia en el Congreso sobre el tema.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login