Devaluación o flotación, ¿qué fenómeno es el que afecta a la moneda¿


Por Erick Galicia Lozano
México, 6 Mar (Notimex).- Mucho se ha discutido sobre si la
moneda nacional está enfrentando una devaluación o si sólo se trata
de un proceso de libre flotación, lo cual, aunque a primera vista
pareciera que es lo mismo, en realidad se trata de dos fenómenos
diferentes.

Hasta hace dos décadas, la moneda había estado a merced del
fenómeno de devaluación, lo cual significa la pérdida del valor de la
moneda ante otras divisas, debido a que el precio nominal que
representaba era mayor al que en realidad estaba respaldando.

Para entender esto debemos comprender que el valor de una moneda
es representativo de la riqueza de un país, por lo que la cantidad de
monedas que circulan deben ser equivalentes a los bienes que están
representando de una nación.

En otras palabras, si alguien tiene una casa valuada en un
millón de pesos podría emitir un millón de monedas de a peso que
están respaldadas por el valor de dicha casa. Sin embargo, si se
vuelven a emitir otro millón de monedas, el propietario se enfrenta a
un problema con el valor nominal de éstas.

Ante ello existen tres opciones: hacer modificaciones para
aumentar el precio de la casa a dos millones de pesos; sacar de
circulación un millón de monedas; o darle un valor menor a sus
monedas (50 centavos) lo que significa reducir su poder adquisitivo a
la mitad. En otras palabras esto es el fenómeno de devaluación.

Es por ello que, contrario a lo que algunos pudieran suponer,
fabricar más monedas y billetes que circulen no necesariamente
implica generar más riqueza, ya que por el contrario se está
propiciando a que el valor del dinero circulante sea mucho menor.

Para evitar esto muchos países determinaron dejar que el precio
de sus divisas lo determinara el mercado libre, es decir, que su
valor fuera determinado por la oferta y la demanda, a esto finalmente
se le llamó “libre flotación”.

En este caso, ya no es tanto la riqueza de un país la que
determina el valor de las monedas, sino que tanta demanda tengan en
el mercado, generando un fenómeno similar al de inflación.

Es decir, para que se presente un fenómeno de inflación la
demanda debe ser mayor a la oferta, lo que encarece el precio del
artículo demandado. En este caso, es la moneda la que ve incrementado
su precio cuando la demanda de ésta es mayor a la que pueden ofrecer
los bancos.

Sigue
Devaluación.Dos.bancos.
Por ello, a pesar de que actualmente Estados Unidos se encuentra
en un proceso de recesión, y su riqueza se ve mermada por la falta de
inversión, la especulación generada por un incremento en la demanda
del dólar ha ocasionado que esta divisa se esté encareciendo, lo que
a su vez deprecia el valor del peso mexicano.

Ante esta situación, el Banco de México (Banxico) ha determinado
sacar dólares en subasta, ya que con ello lo que se busca es que la
demanda no sea superior a la oferta, ya que es éste el factor que
puede inflar el precio de dicha divisa.

Asimismo, analistas como los de la Asociación Mexicana de
Intermediarios Bursátiles (AMIB) aseguran que dicha depreciación es
temporal, por lo que a mediano plazo el dólar podría volver a niveles
de 13.50 y 14.00 pesos.

Visto de esta manera, más que hablar de una devaluación, lo
correcto sería decir que el peso está sufriendo una “depreciación”
como consecuencia de su libre flotación en el mercado cambiario.

© 2006-2008 Notimex, Agencia de Noticias del Estado Mexicano

You must be logged in to post a comment Login