Está implícita la danza en la cultura de un pueblo: Roberto Torres

* Las artes escénicas pueden cambiar a cualquiera, asegura

Oaxaca, 6 Mar (Notimex).- Las artes escénicas en su más pura
expresión pueden cambiar a cualquiera, un personaje puede
experimentar asombrosas transformaciones y pasar de lo más humano a
lo más animal por el arte mismo, aseveró el creador Roberto Torres,
originario de Islas Canarias, España.

El bailarín que se presentó la noche del jueves con la Compañía
Nómada de España como parte de la Muestra Internacional de Danza
Oaxaca 2009, precisó que el programa se tituló “Los suecos van hacia
sus buenos hábitos”, obra del español Daniel Abreu.

Abundó que el coreógrafo Abreu trabaja la imagen casi como si
fuera de cine y básicamente el personaje que representó está en un
espacio limitado; de hecho baila sobre una tabla de seis por cuatro
metros y de alguna forma parte de la gestualidad del cuerpo para
empezar la danza.

“De alguna forma el gesto es el que nos identifica en el estado
en el que estamos, de esos pequeños gestos se va a invadir el espacio
cerrado; un espacio nostálgico en donde el ser humano desde ese
estado se expresa sin adorno”, enfatizó el artista español.

Abundó que de esa manera el bailarín deja salir el arte a través
de una memoria corporal que es el baile, mediante el cual no intenta
tener una narrativa negativa para el auditorio y así dejar en
libertad que el espectador pueda hacer su propia lectura de lo que
ve.

Sobre la Muestra en Oaxaca, acotó: “”o interesante de estos
festivales es que de alguna forma intenta abordar lo plural, es decir
que el espectador tenga la opción de ver trabajos dispares de países
muy distintos, abre al espectador varias opciones sobre qué es la
danza”.

Añadió que, aun con su experiencia, se sigue sorprendiendo de
ver las formas tan distintas que tiene el ser humano y también
culturalmente está implícito en cómo puede bailar un mexicano, un
espaÑol o un japonés, es algo vivencial.

“Para mí, la primera forma de bailar es caminar; si tú ves
caminar a las personas es muy distinto cómo se mueve un africano a
cómo se mueve un peruano y de ahí hasta llegar a la danza más
contemporánea, clásica”, comentó el hombre que se inició en el
teatro.

Sin duda, está convencido que es más fácil mentir con la palabra
que con el cuerpo, éste de alguna forma deja ver muy claramente cómo
el ser humano siente. Con la palabra se puede decir que alguien es
generoso y no serlo o que está abierto y no estarlo, lo que no ocurre
con el cuerpo.

“Mis orígenes son teatrales, es decir, empecé a los 16 años a
estudiar arte dramático y de ahí siempre me interesó cómo el cuerpo
expresaba más que la palabra y poco a poco me atrajo la danza; como
pilares tengo la danza contemporánea y la danza africana, porque me
parece que en Africa la danza no parte de un elemento escénico, está
en la vida misma”, concluyó.

© 2006-2008 Notimex, Agencia de Noticias del Estado Mexicano

You must be logged in to post a comment Login