Exhumarán fosa común con 50 cuerpos de víctimas de conflicto interno en Perú

LIMA (AFP) – La fiscalía peruana exhumará 50 cuerpos enterrados en una fosa común del cementerio del poblado surandino de Huanta en 1984, durante los años de plomo de la guerra contra el grupo maoísta Sendero Luminoso, informó una fuente judicial.

Las labores de exhumación comenzarán el 9 de marzo y se prolongarán hasta el 23 de marzo, lapso en el cual se cogerán muestras de ADN de los cuerpos para determinar la identidad y la forma en que murieron.

Los trabajos se realizarán en presencia del fiscal Andrés Cáceres y de peritos forenses del Estado en esa poablación, 550 km al sudeste de Lima.

Los resultados de la investigación para determinar la identidad de los muertos se conocerían antes de fin de año, mientras en paralelo corre un proceso judicial contra los jefes militares de la época, considerados responsables de las muertes.

Los familiares de las víctimas, en su mayoría de origen campesino, también estarán presentes en el lugar y son apoyados por el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) en aspectos técnicos forenses que contribuyen a identificar a las víctimas.

“El CICR facilitará el acceso de los familiares para que puedan estar presentes en la exhumación y brindar información para la elaboración de las fichas antemorten y la toma de muestras de ADN”, dijo Dafne Martos, jefa de prensa de la oficina del CICR en Lima, a la AFP.

El caso es parte del expediente judicial conocido como ‘fosas de Pucayacu’, y fue documentado por la Comisión de la Verdad y Reconciliación (CVR) en su informe final de 2003, donde se responsabiliza a los militares de esa matanza.

La abogada de los familiares de las víctimas sospecha que entre los cuerpos a exhumar se hallaría el del periodista del diario limeño La República Jaime Ayala, desaparecido en agosto de 1984.

“Se tiene información que indicaría que dentro de los restos de la fosa de Pucayacu, se encontraría Jaime Ayala, desaparecido extrajudicialmente por la Marina de Guerra el 2 de agosto de 1984”, afirmó la abogada Karim Ninaquispe.

Ayala fue visto vivo por última vez cuando ingresó al estadio de fútbol de Huanta, donde la infantería de marina estableció su cuartel. Según sus deudos, nunca salió de ahí. De ello hace 25 años.

La fiscalía investiga por este caso al ex general Adrián Huamán, jefe político militar del departamento de Ayacucho en esa época, y al ex oficial de la marina Gabilondo García del Barco, ex Jefe de la Base Militar de Huanta.

El principal sospechoso de la muerte, el comandante de la marina Alvaro Artaza, desapareció en circunstancias poco claras y fue declarado muerto hace dos décadas.

La CVR señaló a Sendero Luminoso en su informe como el principal violador de los derechos humanos durante el conflicto interno peruano, en que también se responsabiliza a las fuerzas armadas de sistemáticas violaciones.

El conflicto interno peruano dejó 70.000 muertos entre 1980 y 2000, según la CVR.

You must be logged in to post a comment Login