Requiere el cine mexicano de mayor tiempo de producción:Reyes Bercini

México, 6 Mar (Notimex).- El cine mexicano requiere de mayor
tiempo de producción para hacer mejores historias y que reditúe
económicamente de una manera adecuada, a fin de que el guionista no
se vea presionado y realice un buen trabajo, aseguró Reyes Bercini.

Entrevistado previo a la presentación de su libro “El cine y la
estética cambiante”, en la Casa de las Humanidades, en Coyoacán, el
guionista mexicano de “Llámenme Mike” y “El que manda vive enfrente”,
ganadores del Ariel en 1982 y 1992, respectivamente, reconoció que el
guión en México está devaluado, se paga mal y se reconoce poco.

Explicó que no es que no existan historias, sino que el gremio
no puede darse el lujo de crear producciones con efectos especiales
de cierto nivel, pues no se cuenta con los recursos suficientes para
generar ese tipo de cine, “por ello, en México nos reducimos al
melodrama y a la tragicomedia”.

Dijo que desde el punto de vista económico, la industria
cinematográfica nacional es de las más baratas en comparación con
otros países, lo que calificó de desventaja, pues significa menos
tiempo de rodaje y que muchas veces los guionistas tengan que
apurarse, lo que les deja poco tiempo para hacer un buen trabajo.

A pesar de lo anterior, el autor de más de 20 guiones
cinematográficos expresó su beneplácito porque gracias a las escuelas
de cine en México la industria cinematográfica nacional ha avanzado.

“Y lo ha hecho porque las escuelas de cine preparan cada vez
mejor a los cineastas en más corto tiempo. Hoy hay jóvenes que
debutan a los 27 o 28 años con excelentes trabajos.

“La escuelas están rindiendo frutos, por eso incluso han surgido
nuevas propuestas, de hecho cada vez hay un mayor interés de parte de
los jóvenes para estudiar el séptimo arte”, subrayó.

El creador, quien en 1992 escribió y dirigió su ópera prima
“Reencuentros”, pidió a la iniciativa privada y a las autoridades
continúen con su apoyo al cine, “porque aunque no se van a encontrar
obras maestras todos los días, sí se van a conseguir trabajos mucho
mejor realizados”.

Destacó que en México en promedio se realizan entre 55 y 60
filmes al año, lo que consideró un buen nivel de producción, “sin
contar las que se coproducen con la iniciativa privada, el Estado e
productores independientes”.

Publicado por el Centro Universitario de Estudios
Cinematográficos (CUEC), de la Universidad Nacional Autónoma de
México, en “El cine y la estética cambiante” Bercini ofrece una
mirada diversa sobre la cinematografía.

Sigue

Requiere el cine. dos. cinematografía

Su análisis y critica van acompañados del gusto personal que el
autor mantiene sobre los géneros y temáticas particulares que aborda,
lo cual le otorga al libro una sinceridad y amenidad que atrapan lo
mismo al cinéfilo que al estudioso.

“Se trata de un texto en el que reúno material de diversa índole
relacionado con el cine.

“El ensayo introductorio es un panorama global de cómo la
estética ha ido cambiando de todo el siglo del cine, y como esto ha
ido reforzándose en esta relación que existe entre tecnología y
estética”, dijo.

Y es que para Bercini el cine actual es muy diferente al de los
años 40, lo que se debe precisamente a los nuevos medios de
comunicación y digitales.

“No es que esto este mal, para nada. Lo que ha cambiado es la
forma de contar las historias; la forma de narrar es lo que ha
cambiado.

“Ya no se narra de manera horizontal, ahora se hace rompiendo
la estructura temporal y la estructura del espacio cinematográfico,
esto es lo que ha cambiado”, dijo.

Acompañado de Armando Casas, director del CUEC, en el texto que
más bien funge como una serie de ensayos, el autor abarca temas muy
dispares tanto del cine hollywoodense como del mexicano, sea de
vertiente industrial, independiente o universitario.

Sobresalen aquellos ensayos dedicados a las principales
producciones de Alfred Hitchcock y las incursiones del escritor
Ernest Hemingway, Premio Nobel de Literatura, en el séptimo arte.

Otros a destacar son los dedicados al recuerdo fílmico y a la
Epoca de Oro del Cine Mexicano, principalmente de los años 40, lo
mismo que sus investigaciones sobre la reivindicación de los indios
estadounidenses en el cine de Hollywood, por mencionar algunos.

En 175 páginas, también se presenta un ensayo sobre Francisco
(Pancho) Villa en la pantalla cinematográfica, es decir, cuántas
películas mexicanas se han hecho en México y Estados Unidos sobre el
“Centauro del Norte”.

“En este texto, el público se queda con la idea de que el cine
sigue siendo un arte fantástico y que hay que ir para gozar de esa
posibilidad. Que se den cuenta de que este ensayo cinematográfico no
es algo que esté dedicado a los especialistas, sino que todos podemos
leerlo”, concluyó el autor.

© 2006-2008 Notimex, Agencia de Noticias del Estado Mexicano

You must be logged in to post a comment Login