Se reducirá 25% el turismo de ballena gris en México por inseguridad

GUERRERO NEGRO, México (AFP) – El turismo de observación de la ballena gris en México se reducirá esta temporada un 25% principalmente por miedo a la inseguridad en el estado de Baja California (noroeste), que alberga su principal santuario, estimó ante la AFP la directora de la Reserva de Biósfera El Vizcaíno.

“Nosotros medimos la afluencia turística por lo que recaudamos por derechos (…) Esperaríamos una reducción de un 25% de la afluencia en las dos lagunas que administramos: Ojo de Liebre y San Ignacio (…) Y el dato da una buena información del panorama general”, explicó la administradora Rebeca Kobelkowsky en un viaje a la reserva organizado por la Secretaría de Medio Ambiente.

“Tal vez sería el peor dato” de los últimos 20 años, añadió Kobelkowsky, quien aclara que todavía no han realizado el análisis turístico definitivo de la temporada actual, que como es habitual inició el 15 de diciembre y finalizará el 31 de marzo.

Ojo de Liebre, San Ignacio -ambas ubicadas en la Reserva El Vizcaíno- y Bahía Magdalena aglutinan un 90% del turismo de avistamiento de ballena gris, que acude a estas costas a reproducirse, detallaron las autoridades.

“Nos han dicho los turistas que lo que les preocupa es que haya demasiada inseguridad en el estado de Baja California. Como la mayoría de nuestros visitantes llega por vía terrestre, están sujetos a asaltos y esas cosas”, afirmó Kobelkowsky.

Europeos representan la mayoría de los visitantes que cruzan la península de Baja California para llegar a estas tres lagunas, cuya infraestructura turística está poco desarrollada, explicó a la AFP Luis Fueyo, asesor medioambiental del gobierno.

En uno de los dos estados que conforman la península de Baja California se ubica Tijuana, la segunda ciudad más afectada por la violencia de los cárteles de narcotraficantes mexicanos.

Además de la reducción de visitantes, las costas mexicanas también han recibido menos llegadas de ballenas grises esta temporada.

Se localizaron en total unos 1.300 ejemplares cuando el promedio anual es de unos 2.000, dijo a la AFP Ernesto Enkerlin, titular de la Comisión Nacional de Árenas Naturales Protegidas.

Este descenso no es consecuencia del cambio climático, según Fueyo, sino de “alteraciones cíclicas asociadas con el cambio de temperatura del mar”.

Y la reducción tampoco significaría un descenso de los ejemplares de esta especie, que hasta hace unos 30 años se consideró en peligro de extinción y que ahora cuenta con unas 25.000 ballenas.

“No está en la categoría de peligro de extinción pero tampoco está fuera de peligro”, para lo cual habría que llegar a 30.000 ejemplares, afirma Enkerlin.

La gris es la más numerosa de las ocho especies de ballenas que llegan a México.

You must be logged in to post a comment Login