Defiende Obama reforma al sistema de cuidado médico

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, defendió la reforma del sistema de cuidado médico, que su gobierno busca implementar este año, como un elemento crítico para la recuperación y la estabilidad económica de largo plazo.

“El elevado costo del cuidado médico provoca ahora una bancarrota en el país cada 30 segundos y para fines de este año podría causar que 1.5 millones de estadounidenses pierdan sus casas”, advirtió.

Al inaugurar un foro sobre la reforma del sistema de salud convocado por la Casa Blanca, el mandatario dijo que el elevado costo en la atención y el cuidado médico está afectando por igual a las personas, compañías y al mismo gobierno.

“Los altos costos que están afectando el presupuesto de nuestras familiares, están hundiendo negocios y devorando también nuestro presupuesto”, dijo ante unos 250 médicos, expertos, académicos, sindicalistas, legisladores y representantes de la sociedad civil.

Aludió el efecto que el sistema de cuidado médico para personas mayores o Medicare tiene en el presupuesto federal, en tanto que el sistema de cuidado médico a familias de escasos recursos o Medicaid “está abrumando el presupuesto de nuestros estados”.

Por todo ello, Obama consideró que esta reforma constituye un imperativo que no puede retrasarse y por ello destacó la importancia del foro, que la Casa Blanca pretender utilizar como punto de partida para la iniciativa. La reforma tendrá un énfasis en el presupuesto de 3.55 billones de dólares que el gobierno solicitó al Congreso para el próximo año.

La partida de egresos incluye 634 mil millones de dólares para un fondo de reserva durante los próximos 10 años, con el que el gobierno pretende financiar la reforma del sistema de salud que busca ampliar la cobertura a 43 millones de estadounidenses sin seguro médico. “Si queremos crear empleos y reconstruir nuestra economía, debemos hacer frente a los elevados costos en el cuidado médico, en esta administración”, dijo.

Obama desestimó la noción de que la inversión que su gobierno pretende destinar a esta tarea tendrá un efecto negativo sobre el déficit presupuestario en el largo plazo, calificándola como una inversión que con el tiempo lo reducirá. Confío que algunas de las interrogantes sobre cómo implementar la reforma tengan respuesta en este foro y externó su confianza de poder promulgar una ley al respecto “para el fin de este año”.

El mandatario reconoció empero que la tarea no sera fácil por la divergencia de opiniones sobre cómo confrontar el reto, aunque aseguró que la urgencia de llevar a cabo esta tarea es compartido tanto por demócratas como republicanos. Obama ofreció además apertura en la discusión y que no habrá visiones dominantes, asegurando que “no habrá vacas sagradas”.

“Cada uno de nosotros debe aceptar que ninguno logrará todo lo que quiere y que ninguna propuesta de reforma será perfecta, pero cuando se trata de hacer frente a nuestro reto de cuidado médico, no podemos dejar que lo perfecto sea enemigo de lo esencial”, precisó.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login