Inédita jornada de lucha contra el dengue en la ciudad boliviana de Santa Cruz

SANTA CRUZ, Bolivia – Una inédita jornada contra el dengue, con cese de actividades por 12 horas para realizar tareas de limpieza y fumigación, estaba en curso este sábado en la ciudad de Santa Cruz, donde la epidemia, que ha provocado 21 muertos en Bolivia, ataca con más fuerza.

En ocho de las nueve regiones bolivianas se registraron desde hace dos meses unos 40.000 casos sospechosos, pero es en el departamento tropical de Santa Cruz donde la epidemia se ha radicado con más fuerza, al punto que el presidente Evo Morales alertó de que el mal es hasta ahora “muy grave” y “casi imparable”.

En Chile, Perú y Argentina se registraron casos importados desde Bolivia.

La gravedad de la situación obligó a convocar a la jornada de limpieza en Santa Cruz (este de Bolivia) donde la alcaldía y la prefectura pondrán a disposición todos sus recursos debido a que en la región se ha registrado el 71% del total de los casos.

“Vengo a trabajar como cualquier soldado, como cualquier ciudadano, como cualquier trabajador, a dedicarnos todos desde Santa Cruz contra esta basura, contra estos recipientes plásticos, que generan que se reproduzcan los mosquitos que hacen daño a la humanidad”, dijo Morales mientras fumigaba.

Las autoridades esperaban que el millón y medio de los habitantes de Santa Cruz -la región más desarrollada y motor del crecimiento de Bolivia- apoyen en las tareas de combate contra el dengue.

Los vecinos comenzaron paulatinamente a sacar basura de sus casas y las autoridades estiman reunir unas 2.000 toneladas de desperdicios, mientras 15.000 supervisores voluntarios se encargan de verificar que se eliminen los desechos. Mientras, otros 3.000 supervisores técnicos estaban abocados a la eliminación de los criaderos de los mosquitos a través de fumigaciones.

Según las autoridades sanitarias, los tres distritos más populosos de los 12 de la ciudad de Santa Cruz: Plan 3000 (49% de las viviendas), Primero de Mayo (38%) y Pampa de la Isla (35%) tienen los mayores índices de infestación de sus viviendas.

Basurales, aguas estancadas, llantas o botellas y recipientes de plástico desperdigadas en vías públicas son potenciales focos de infección.

Durante la jornada de limpieza, que comenzó a las 08H00 locales y durará 12 horas, únicamente está autorizada la circulación de vehículos al servicio de las brigadas médicas y de fumigación, además de otros 500 destinados al transporte de los desechos.

Ante la situación, el gobierno declaró estado de emergencia sanitaria, mientras la Cámara de Diputados (oficialista) aprobó un fondo de 216 millones de bolivianos (unos 30 millones de dólares) para sustentar el combate contra el mal, que tiene movilizados en el país a miles de efectivos militares.

Venezuela efectivizó también su colaboración con 29 toneladas en suministros y Brasil con 30.000 dólares en efectivo, en tanto España y Francia aportaron 40.000 y 55.000 euros respectivamente. “Estos montos serán destinados al apoyo de esta campaña unitaria que realizamos contra el dengue”, declaró el ministro de Salud, Ramiro Tapia, antes de iniciar la campaña.

Además, unos 400 médicos y expertos cubanos, mexicanos y venezolanos ayudan a combatir la enfermedad en Bolivia.

You must be logged in to post a comment Login