Luis Barragán, una arquitectura mezcla de misticismo y funcionalidad

México, 8 Mar (Notimex).- Considerado uno de los iconos de la
arquitectura mexicana del siglo XX, el arquitecto mexicano Luis
Barragán, quien nació el 9 de marzo de 1902, supo mezclar con
sabiduría en sus obras el misticismo religioso, el funcionalismo y el
rescate de lo mexicano.

Así lo dejó claro la exposición “Luis Barragán en contexto”, que
reunió fotografías, videos, planos, maquetas y documentos diversos
que fueron expuestos del 25 de noviembre de 2008 al 4 de marzo
pasado, en salas del Museo de la Ciudad de México.

Ganador del premio Pritzker de Arquitectura por el conjunto de
su obra, dejó tras de sí un importante legado arquitectónico, dentro
del cual se cuenta su casa, que en 2004 fue incluso propuesta para
integrarse a la lista de Patrimonio de la Humanidad de la Unesco.

Originario de Guadalajara, Jalisco, Barragán estudió ingeniería
civil y arquitectura, e inició su actividad profesional en 1927.

Posteriormente viajó por Europa durante dos años, lapso durante
el cual se despertó en él una pasión por los pueblos del Mediterráneo
y por la sabiduría de los árabes en España. Así, Barragán evolucionó
en su trabajo con una síntesis personal de la arquitectura de su país
y las aportaciones de las vanguardias europeas.

De regreso a Guadalajara, construyó algunas residencias y
apartamentos, pero para 1945 se trasladó a la capital mexicana, donde
desarrolló el proyecto de planificación y urbanización del Pedregal
de San Angel, un hito para la época.

Entre sus primeras obras destacan las viviendas unifamiliares,
como las casas González Lima y Enrique Aguilar (1928, ambas en
Guadalajara), en las que comenzó a desarrollar un estilo propio
influenciado por la cultura mediterránea: patios, muros, jardines,
terrazas y celosías.

La casa de Luis Barragán, construida en 1947 y que es propiedad
del gobierno de Jalisco y de la Fundación de Arquitectura Tapatía,
A.C., representa una de las obras arquitectónicas de mayor
trascendencia en el contexto mexicano, de ahí que fuera propuesta
para ser Patrimonio de la Humanidad.

El inmueble, conservado hasta nuestros días, se encuentra en las
mismas condiciones en que Barragán solía habitarlo, pues encierra un
importantísimo testimonio cultural y artístico.

Además de la arquitectura en sí misma, el patrimonio incorpora
colecciones significativas de Jesús Reyes Ferreyra, Miguel
Covarrubias y piezas de arte mexicano de los siglos XVI al XX.
Sigue.
Luis Barragán/dos/de los siglos XVI al XX.

Dicho acervo cuenta además con instalaciones adjuntas, que
constituían el taller del arquitecto, que posibilitan la realización
de conferencias, presentaciones, exposiciones y otras actividades.

Su casa fue donde surgió el estilo arquitectónico que él llamó
emocional, que muestra del misticismo religioso y el rescate de lo
mexicano.

Su última etapa como arquitecto inició en 1950, bajo la
influencia del pintor Jesús Reyes Ferreyra y el escultor Mathias
Goeritz, y se caracterizó por su evolución hacia una arquitectura de
espacios interiores, valoración del color, tratamiento de texturas y
luz natural.

En 1952 y 1955 reconstruyó el convento de las Capuchinas
Sacramentarias de Tlalpan, al que añadió una capilla; para emprender
en 1957 las obras del fraccionamiento de Ciudad Satélite, cuyo
símbolo -las cinco torres- es producto de la colaboración de tres
artistas: Barragán, Mathias Goeritz y Chucho Reyes.

En esas mismas fechas diseñó el fraccionamiento Las Arboledas,
en el Estado de México. Más tarde, en 1964, proyectó con el
arquitecto Sordo Madaleno el conjunto habitacional Lomas Verdes,
modelo en su género.

También desarrolló el diseño del fraccionamiento residencial Los
Clubes. En 1976 se hizo acreedor al Premio Nacional de Arquitectura y
en 1980 obtuvo el Premio Pritzker de arquitectura.

La fama que Luis Barragán alcanzó en vida dio pauta para que, no
obstante su muerte, ocurrida el 22 de noviembre de 1988, numerosas
publicaciones aún lo tengan presente.

Como un homenaje, la Universidad Nacional Autónoma de México
(UNAM) decidió incluir en su Colección de Arte una edición dedicada
al arquitecto, cuyas imágenes poéticas de sus casas y jardines se han
convertido en icono de la arquitectura moderna mexicana.

© 2006-2008 Notimex, Agencia de Noticias del Estado Mexicano

You must be logged in to post a comment Login