‘Puristas’ contra ‘famosos’: el mundo taurino español se posiciona

MADRID (AFP) – El mundo taurino español está en ebullición en pleno comienzo de la temporada 2009: la entrega de una distinción cultural a un torero asiduo de la prensa rosa, Francisco Rivera Ordóñez, provocó la ira de los puristas y desató la polémica.

Dos toreros de prestigio, José Tomás y el ex matador Paco Camino, protestaron enviando al ministerio de Cultura la Medalla de Oro de Bellas Artes, concedida este año a Rivera y a ellos en años anteriores.

El anuncio desató los comentarios opuestos entre tradicionalistas y defensores del torero recompensado, que este fin de semana inundaban diarios y páginas web especializadas.

Rivera, de 35 años y torero desde hace 15, pertenece a una familia de grandes toreros: es hijo de Francisco Rivera ‘Paquirri’ y nieto del célebre Antonio Ordóñez. Pero no se le considera un gran matador y es un asiduo de la prensa ‘rosa’, así como su hermano menor, Cayetano, llamado ‘el torero de Armani’ por haber desfilado para el modisto italiano en Milán.

Fran Rivera “es un torero que está bien, pero ni es artista ni (es una) figura, está indignado todo el mundo” por la concesión de esa distinción, declaró el ganadero Victorino Martín al diario ABC.

Y el torero Morante de la Puebla, considerado un “artista” del ruedo, calificó de “verdadera vergüenza” la atribución de la medalla, por lo que le llovieron las críticas de los partidarios de Rivera, que le llamaron “pobre hombre”.

Los hermanos Rivera organizan cada año a comienzos de septiembre en Ronda (Málaga) una corrida ‘goyesca’ (con trajes inspirados en Goya), que se convirtió en una gran cita anual el mundo de la política, la moda y la cultura. Según algunos comentaristas, el torero ha recibido la medalla más por sus relaciones durante esta corrida y sus vínculos con la familia de la duquesa de Alba, Grande de España -estuvo casado con su hija Eugenia, con la que tuvo una niña-, que por sus cualidades.

Pero las opiniones están divididas. El gesto de Tomás y Camino “es improcedente”, “un insulto”, “un intento de linchar a un compañero”, declaró a la AFP el crítico José Antonio del Moral.

Es “una polémica frívola, de patio de vecindad” y los dos diestros que han protestado no han estado muy “elegantes” atacando a Rivera, “un esforzado profesional”, según el diario El País.

Paco Camino, adorado por los aficionados, dio marcha atrás afirmando que no tiene “nada contra Rivera Ordóñez”, sino que sobre todo quería criticar al ministerio de Cultura.

Y la mayoría de los grandes toreros, Enrique Ponce, El Juli, Sébastien Castella y El Cid, evitaron prudentemente alimentar la controversia, en un momento en que comienza este fin de semana la temporada taurina en Olivenza (Extremadura) y Valencia.

La polémica, que ha servido para atraer la atención hacia el sector, estalló en un momento complicado para la tauromaquia. La oposición a la corrida aumenta, sobre todo en Cataluña, pero los defensores de la fiesta se organizan y las plazas de toros se llenan para admirar a algunas estrellas como José Tomás.

You must be logged in to post a comment Login