Ordena Obama desestimar documentos legales de Bush

El presidente estadounidense Barack Obama ordenó a funcionarios consultar con el procurador general Eric Holder antes de usar “declaraciones presidenciales” emitidas por su predecesor George W. Bush para ignorar determinados aspectos de la ley.

En un memorando enviado a jefes de agencias y departamentos ejecutivos, Obama prometió sujetarse a “interpretaciones de la Constitución que estén bien fundamentadas”.

El propio mandatario se comprometió a hacer uso de tales declaraciones presidenciales en muy contadas ocasiones.

Durante su gobierno, Bush incrementó drásticamente el uso de las declaraciones, que son documentos legales emitidos por el presidente al promulgar leyes, en los que instruye a funcionarios gubernamentales sobre la forma de aplicar la legislación.

Bush frecuentemente usó ese recurso, que data del siglo XIX, para declarar que determinadas disposiciones representaban limitaciones al poder ejecutivo y que no debían cumplirse literalmente.

Muchos críticos acusaron a Bush de usar la poco conocida táctica para subvertir el propósito del Congreso, especialmente en temas relacionados con la lucha antiterrorista, la tortura y la vigilancia interna.

El portavoz de la Casa Blanca, Robert Gibbs, dijo a la prensa que Obama quiere devolverle a la práctica su propósito original.

“Este presidente usará las declaraciones para señalar problemas constitucionales que el Departamento de Justicia o nuestros asesores legales detecten en alguna legislación, pero no para ignorar las leyes por prerrogativa presidencial”, indicó.

Gibbs acusó al gobierno de Bush de emitir “cientos y cientos” de declaraciones con el objetivo de “ignorar porciones de la legislación o el propósito del Congreso”.

Pero el vocero presidencial señaló que el uso de las declaraciones, que son anexadas a las leyes una vez que el presidente las promulga, puede ser una herramienta útil para abordar inconsistencias constitucionales que afecten una porción pequeña de una legislación.

Defiende Casa Blanca respuesta integral a retos inmediatos y futuros

La Casa Blanca defendió la respuesta que el gobierno está adoptando de cara a los problemas inmediatos y a los retos a largo plazo de Estados Unidos, desestimando las críticas de quienes la consideran ambiciosa y carente de enfoque.

El vocero presidencial Robert Gibbs dijo que al contrario de quienes optan por atacar un fuego a la vez -empleando la analogía utilizada por un reportero- el presidente Barack Obama decidió lanzar la voz de alerta sobre los retos críticos antes de que sea demasiado tarde.

“¿Qué habitación vas a apagar primero? ¿vas a llamar a los bomberos y pedirles que apaguen todo el fuego o les vas a decir ‘nos gusta la recepción, empiecen allí, y después la cocina’? Quizá podamos hacer eso, pero para cuando acabemos toda la casa será cenizas” dijo.

Siguiendo con la analogía, Gibbs dijo que la estrategia de Obama ha sido “alertar al Departamento de Bomberos y a todos los involucrados de que tenemos una responsabilidad para mover este país hacia adelante”.

El vocero hizo eco de las declaraciones hechas por Obama en una entrevista al diario The New York Times en el sentido de que la situación que enfrenta el país ha forzado la respuesta integral del gobierno.

Las críticas se han suscitado a raíz de la decisión de Obama de ampliar la respuesta del gobierno más allá de la crisis económica a aspectos como la reforma al sistema de cuidados médicos, el impulso a fuentes alternas de energía y ahora la reforma al sistema educativo.

“El presidente dijo que él quisiera la oportunidad de tener sólo uno de esos retos a la vez, pero creo que dados los muchos desafíos que enfrentamos, eso no es posible”, dijo Gibbs.

Gibbs dijo que esta respuesta es además obligada por el hecho de que por muchos años “Washington ha pospuesto hacer frente a los problemas que ahora estamos enfrentando”.

Confía Obama que crisis será superada

El presidente estadounidense Ba

You must be logged in to post a comment Login