Clamor por una mejor educación

El presidente Barack Obama expuso sus planes sobre una reforma educativa en un discurso esta semana ante la Cámara Hispana de Comercio de Estados Unidos.

El presidente citó las brechas educativas que mantienen rezagados a estudiantes hispanos y afroamericanos.

Un reporte reciente indica que la cuarta parte de niños de kindergarten son latinos, lo cual significa que serán la futura fuerza laboral pero no están recibiendo adecuadamente la crucial educación temprana.

Obama menciono un video de la estudiante Yvonne Bojórquez que preguntaba si alguien estaba escuchando su clamor ante la crisis económica que afecta a muchos padres de familia.

“Yo estoy escuchando. Nosotros estamos escuchando. Estados Unidos esta escuchando”, respondió el mandatario, al indicar que “no descansaremos” hasta lograr una mejora en la calidad de la enseñanza.

Obama delineó los principios de una reforma educativa que -dijo- el país requiere para revertir el rezago en el desarrollo académico que presenta frente a otras naciones.

Indicó que la necesidad de esta reforma es evidente frente al pobre aprovechamiento de la vasta estructura educativa de Estados Unidos, y además en tiempos de una agresiva competitividad internacional.

“Hemos dejado que nuestro grados caigan, nuestras escuelas se deterioren, la calidad de nuestros maestros se quede corta y otras naciones nos superen”, dijo.

La reforma se enfocará en cinco áreas: educación temprana, mejorar el desempeño de maestros y recompensarlo, reformar el sistema de evaluación de estudiantes, promover la excelencia en escuelas, e implementar un calendario con más días de clases.

El mandatario no ofreció detalles de sus iniciativas en cada una de estas áreas, pero anticipó que algunas tendrán un temprano impulso en el marco del paquete de estimulo económico por 787 mil millones de dólares promulgado el mes pasado.

La mayoría empero requerirán acción legislativa. “Es por eso que estoy urgiendo al Congreso a trabajar conmigo para promulgar estas esenciales reformas”, dijo.

En su discurso, Obama apuntó que esta tarea resulta además imperativa porque “lo que está en juego es nada menos que el sueño americano”.

“El lugar de Estados Unidos como un líder económico global correrá peligro a menos que no sólo reduzcamos el costo del cuidado médico y transformemos la forma como usamos energía, sino haciendo un mejor trabajo que el que hemos hecho educando a nuestros hijos e hijas”, advirtió.

Obama defendió la necesidad de emprender esta empresa, desestimando las críticas de quienes han acusado a su gobierno de buscar implementar una agenda muy ambiciosa abriendo varios frentes de acción.

“Nosotros no tenemos el lujo de escoger entre impulsar nuestra economía ahora y reconstruirla en el largo plazo”, apuntó.

Obama añadió que su iniciativa no sólo busca atender una necesidad aplazada por mucho tiempo a causa de debates políticos e ideológicos, sino dejar atrás lo que calificó de insignificantes disputas bipartidistas”.

“Por mucho tiempo hemos aceptado el fracaso y ya basta. El sistema educativo de Estados Unidos debe ser una vez más la envidia del mundo”, dijo.

Redacción – Notimex

{jcomments off}

You must be logged in to post a comment Login