Flexibiliza EU restricciones para viajes a Cuba

La Ley de Gasto para el año fiscal 2009 promulgada por el presidente estadounidense Barack Obama incluyó la flexibilización de restricciones para los viajes a Cuba.

Los cubanos-estadounidenses podrán realizar viajes extendidos cada año a la nación insular, cuando antes se les permitía hacerlo cada tres años y por sólo dos semanas.

También amplía la definición de “familiar cercano” para incluir visitas a primos, sobrinos y tíos, además de los padres, hijos y hermanos. Asimismo, permitirá el gasto de hasta 179 dólares por día en Cuba.

La ley flexibilizará la exportación de alimentos y medicinas a Cuba, y facilitará los viajes para la venta de esos productos.

El secretario del Tesoro, Timothy Geithner, prometió que solamente un tipo muy limitado de negocios serán elegibles para realizar viajes a Cuba.

Esa promesa permitió el apoyo a la Ley de Gasto por parte de los senadores demócratas Robert Menéndez, de Nueva Jersey, y Bill Nelson, de Florida, que expresaron preocupación por un potencial abuso de las visas de viaje.

El anterior presidente George W. Bush impuso restricciones a los viajes a Cuba a fin de impulsar cambios en ese país, pero Obama prometió en su campaña una flexibilización de esas medidas.

El senador republicano por Florida, Mel Martínez, señaló en su página electrónica que las medidas incluidas en la Ley de Gasto “usurpan” la prerrogativa ejecutiva sobre la política exterior, la cual corresponde al presidente Obama y no al Congreso.

Cautela en exilio cubano en EU sobre medidas para viajar a la isla

Miami.- Exiliados cubanos recibieron con aliento y cautela la medida aprobada por el Senado de Estados Unidos que elimina fondos del Departamento del Tesoro para controlar los viajes a Cuba, sin revocar las restricciones. Para unos la medida significa un avance del gobierno del presidente Barack Obama rumbo a la eliminación definitiva de las restricciones de viajes impuestas por su antecesor George W. Bush en 2004. Mientras otros se mostraron cautelosos porque no legaliza los viajes y pudiera alentar violaciones a la ley.

“Es una paso adelante en un largo camino (.) pero la enmienda no elimina las restricciones de viajes”, dijo a Notimex Andrés Gómez, activista de la Brigada Antonio Maceo, que ha organizado más de una docena de marchas para oponerse a las restricciones. En la ley aprobada en el Congreso, que vence en octubre, quedó intacta una medida que suspende el cumplimiento de las reglas que indican que los cubano-estadounidenses sólo pueden visitar a sus familiares más cercanos una vez cada tres años. Los viajes a la isla seguirán siendo ilegales, pero el Departamento del Tesoro no podrá gastar dinero en tratar de penalizar a los infractores.

“Después del 1 de octubre volvemos a lo mismo y en realidad lo que se necesita es que se eliminen todas las restricciones de viajes. El único lugar de donde no se puede viajar a Cuba es Estados Unidos, es algo absurdo”, expresó Gómez.

Alvaro Fernández, presidente de la Comisión Cubano-americana por los derechos de la Familia, que se opone a las restricciones, advirtió ante la prensa local que el mensaje que el Congreso envía alentará una nueva clase de delincuentes, porque nadie hará cumplir la ley. Francisco Aruca, dueño de una agencia de viajes de vuelos fletados a Cuba, opinó a su vez que la gente no va a reservar y tendrá que viajar por un tercer país, además del temor de que una vez que la ley se haya vencido en octubre el gobierno pueda investigar viajes anteriores. Aruca y los otros activistas subrayaron que Obama aún no cumple con la promesa de campaña de levantar las restricciones que prohíben a los cubano-estadounidenses viajar a la isla con más frecuencia.

“Obama aún tiene el compromiso de campaña de levantar las restricciones de viajes y su gobierno también ha planteado la necesidad de una revaluación de la política de Estados Unidos hacia Cuba y esto debe ser parte de un cambio sustancial más racional y más sensato”, expresó Gómez.

You must be logged in to post a comment Login