Reconoce Washington urgencia de frenar tráfico de armas a México

La secretaria del Departamento de Seguridad Interna (DHS) de Estados Unidos, Janet Napolitano, reconoció que el freno al tráfico ilegal de armas a México es “crítico” en la lucha contra los cárteles del narcotráfico.

“Continuamos buscando nuevas maneras de combatir los recientes incrementos en el tráfico ilegal de armas a México”, señaló Napolitano al anunciar tres recientes decomisos de armas en Texas y Arizona, que tenían a México como destino.

Agentes de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) decomisaron el sábado 10 armas y miles de rondas de municiones en un camión en el suroeste de Arizona. El jueves confiscaron accesorios para armas en Texas y el miércoles una colección en un autobús.

El Departamento de Seguridad Interna (DHS) señaló que los decomisos subrayan el énfasis que pone Estados Unidos en el rastreo y decomiso de armas y municiones en la frontera México-Estados Unidos. El mes pasado el procurador de Justicia, Eric Holder, señaló que la reimposición de la prohibición a la importación de armas de asalto a Estados Unidos es necesaria y tendrá un impacto positivo para reducir la disponibilidad de armas en México.

La prohibición, impuesta durante la administración Clinton en 1994 pero que fue dejada expirar en 2004 por el entonces presidente George W. Bush, es apoyada por el presidente Barack Obama quien propuso hacerla permanente durante la campaña presidencial. La mayoría de las armas de asalto no son producidas en Estados Unidos, pero son importadas a este país y después introducidas como contrabando a México, donde caen en manos de los cárteles de las drogas u otras ramas del crimen organizado.

El embajador mexicano en Washington, Arturo Sarukhan, destacó en un reciente artículo la importancia de la reimposición de la prohibición, así como de una nueva regulación para las armas calibre .50, usadas por el crimen organizado en México. Holder sostuvo que la Oficina para el Control del Alcohol, Tabaco y Armas de Fuego (ATF), dependiente del Departamento del Tesoro, está haciendo lo posible para detener el flujo de armas a México y reconoció que Estados Unidos tiene una responsabilidad en el tema.

Pero el embajador Sarukhan ha insistido en diversos foros que tanto la ATF como el Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) carecen de los recursos para incrementar las operaciones de decomiso que les permitan detener el flujo de armas a México.

Sólo en noviembre pasado México decomisó un cargamento procedente de Estados Unidos que incluía 500 mil municiones, 288 rifles de asalto, dos lanzagranadas y 787 granadas de fragmentación.

Asigna EU 300 mdd para México bajo Iniciativa Mérida

México recibirá de Estados Unidos 300 millones de dólares incluidos en la Ley de Gasto del año fiscal 2009, promulgada por el presidente Barack Obama, lo que representa un recorte respecto de la propuesta original de 450 millones de dólares.

Estados Unidos ha aprobado así un total de 700 millones de dólares para México bajo la Iniciativa Mérida de cooperación en seguridad, si se suman los 400 millones de dólares aprobados el año pasado.

Poco antes de la promulgación, el portavoz de la Casa Blanca, Robert Gibbs, señaló que Obama guarda “respeto y admiración” por el presidente de México, Felipe Calderón, y sus acciones contra los cárteles del narcotráfico.

El tema del apoyo a México para la lucha antidrogas fue examinado el pasado fin de semana por Obama en una sesión informativa con el jefe del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas, Michael Mullen, luego de la reciente visita de trabajo del militar a México.

Apenas el martes legisladores demócratas y republicanos de la Cámara de Representantes fustigaron a funcionarios del Departamento de Estado por la demora de 18 a 24 meses en la entrega de ocho helicópteros Bell y Blackhawk a México bajo la Iniciativa Mérida.

La Ley de Gasto del año fiscal 2009 estableció que 75 millones de dólares de los fondos deben ser usados par

You must be logged in to post a comment Login