Condiciona EU entrega de cooperación a Nicaragua

Managua.- El embajador de Estados Unidos en Nicaragua, Robert Callahan, advirtió que el gobierno de este país tiene 90 días de plazo para aclarar dudas sobre las pasadas elecciones municipales y reanudar su programa de cooperación.

Recalcó que una vez que las autoridades resuelvan las “dudas razonables” sobre la transparencia de las elecciones de noviembre pasado, reanudará la entrega de los fondos provenientes de la Cuenta Reto del Milenio por unos 62 millones de dólares.

“Tienen 90 días para resolver las dudas sobre las elecciones. Esta es la causa del congelamiento, si se resuelven, vamos a reanudar la cuenta, si pasan más de 90 días, sería muy difícil reanudar” el programa, aseguró el diplomático en rueda de prensa.

Callahan reiteró que el problema fundamental son “las dudas sobre las elecciones” por las supuestas irregularidades ocurridas “antes, durante y después” de los comicios.

Destacó que para el gobierno estadounidense las reglas del proceso electoral “deben ser abiertas, democráticas y aceptadas por todos los nicaraguenses”.

La continuidad de la suspensión de la ayuda “es un mensaje fuerte al gobierno de Nicaragua de que es ahora el momento para reformas serias y sostenibles” y la responsabilidad de estas acciones “depende” de las autoridades de este país.

Agregó que la rendición de cuentas y la gobernabilidad son principios fundamentales para el programa de cooperación que en total suma 175 millones de dólares, de los cuales 62 millones están pendientes de entrega para programas que se ejecutan en el occidente del país.

El presidente nicaraguense Daniel Ortega aseguró el lunes que los comicios “son innegociables”, pero señaló que se pueden realizar reformas a la Ley Electoral, de cara al proceso de 2011.

Ortega descartó ordenar una revisión del proceso, luego que la oposición denunció fraude en las elecciones.

Rechaza oposición colombiana instalación de base militar de EU

Bogotá.- La oposición colombiana rechazó el posible traslado a este país de la base militar estadounidense ubicada en el puerto ecuatoriano de Manta y pidió que sea el Congreso el que tome una decisión sobre el tema.

El senador del opositor Polo Democrático Alternativo (PDA), Jorge Robledo, dijo que la instalación de la base es “parte de la estrategia de dominación global” de Washington, por lo que llamó a los colombianos a rechazar su presencia en Colombia. Según el legislador de izquierda, la operación de tropas extranjeras en el país “viola la soberanía nacional” ya que “representarían los intereses económicos y políticos” de Estados Unidos y no los de los colombianos.

El embajador estadounidense en Bogotá, William Brownfield, admitió en enero pasado que realizan consultas con Colombia para analizar la posibilidad que este país albergue la base militar de Manta una vez que ésta sea desmantelada en Ecuador. “Estamos nosotros en conversaciones para ver cuáles sean las opciones y alternativas para el futuro”, dijo en su oportunidad el diplomático, quien rechazó que ya se tenga definido un sitio para montar las instalaciones para detectar el tráfico de drogas.

El gobierno ecuatoriano anunció el año pasado que en agosto próximo dará por terminado el convenio firmado con Estados Unidos en 1999 para que el complejo militar pudiera permanecer por 10 años en el vecino país.

En un artículo publicado en el sitio de Internet del Senado colombiano, Robledo llamó a la población a exigir que sea el Congreso, “según lo ordena la Constitución”, el que tome cualquier decisión sobre la eventual instalación de la base estadounidense. El legislador del PDA dijo que “no sería extraño” que el presidente colombiano Alvaro Uribe Vélez acepte el traslado del centro militar a Colombia tras recordar el apoyo que éste dio a la incursión estadounidense en Irak hace unos años.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login