Continúa conmoción en Alemania por masacre en Winnenden

Berlín.- Alemania continúa conmocionada por los sucesos que costaron la vida la víspera a 15 personas, la mayor parte de ellas mujeres en las localidades de Winnenden y Weiblingen, en el marco de una masacre que perpetró un joven de 17 años.

Este jueves se confirmó que el adolescente de 17 años, Tim Krestschmer, envió un mensaje a un chat de Internet pocas horas antes de su crimen en el que decía que estaba “harto de la vida”, que todos se reían de él y que nadie reconocía sus capacidades. Advirtió que debían aprenderse el nombre de la ciudad, Winnenden, que hablaba “en serio” y que poseía un arma de fuego. El joven con quien intercambió el mensaje no conocía a Krestchmer.

El joven le envió a su enojado interlocutor un emoticon que significa “sonrisa” y eso fue todo. Cuando ocurrieron los acontecimientos de Winnenden este miércoles el joven narró a sus padres sobre ese encuentro en Internet.

Hasta el momento parecer ser el único anuncio que hizo Tim Krestschmer sobre lo que iba a hacer horas después. En las últimas versiones, otros adolescentes declararon que si bien el joven era muy aislado, sabían que en los últimos meses pasaba gran parte del tiempo ocupado con videojuegos violentos. La policía de ese estado federado detectó en el ordenador personal de Tim Kretschmer el video juego “Contragolpe” así como imágenes pornográficas.

Las autoridades del gobierno de Baden Wurrtemberg señalaron que el joven autor de la masacre padecía depresiones y que había interrumpido la terapia psiquiátrica que estaba recibiendo. Frente a la escuela Albertville en Winnenden siguen acampando camiones para la transmisión de controles remotos de televisión. Hay centenares de periodistas haciendo entrevistas con los habitantes de esa localidad de 28 mil habitantes. Los adolescentes que van a las escuelas son sujetos de entrevista con el fin de que den a conocer su punto de vista y sus impresiones sobre lo acontecido. Algunos han declarado que Tim Kretschmer había sido objeto ocasional de hostigamiento en la escuela, pero que no había dejado entrever sus emociones.

Ya había terminado sus estudios en la escuela y se disponía a empezar una capacitación comercial. Sus padres y su hermana de 14 años dejaron por lo pronto su casa en Winnenden y se hospedan en algún lugar de Alemania, con el fin de evitar a la prensa. La fuerte tensión que vive el país se ve asimismo reflejada en la pronta decisión, de apenas siete horas, del tribunal de Baja Sajonia para penalizar la alarma en “broma” que este jueves anunció un joven de 22 años sobre una matanza en su escuela.

La policía logró detectar en poco tiempo el paradero del joven y pocas horas después ya se encontraba sentado ante los tribunales, donde recibió una pena de cinco meses de prisión condicional. El ministro alemán del Interior, Wolfgang Schäuble, declaró este día por su parte en Berlín en conferencia de prensa que se oponía a que las leyes sobre la posesión de armas en Alemania se hicieran aún mas duras. Afirmó que en Alemania hay una legislación severa en materia de posesión de armas y que no es posible reconocer de qué manera se hubiera evitado la masacre de Winnenden si ésta fuera mas estricta. “Estamos revisando nuestra legislación sobre la posesión de armas, pero ya tenemos un derecho de posesión de armas que es muy estricto”, dijo.

El ministro alemán del Interior declaró, en cambio, que debía reflexionarse sobre la imposición de controles sobre la magnificación de actos de violencia en los medios de comunicación y en los videojuegos. Se mostró escéptico ante las propuestas para poner controles en las entradas de las escuelas tales como tarjetas magnéticas o detectores de armas. Subrayó que no existe la seguridad completa.

En Alemania se hizo más severa la legislación sobre la posesión de armas a raíz de la masacre en Erfurt en abril del 2002, cuando un joven de 19 años mató a 17 personas, incluido él. Según lo acordado en el Bundestag, a partir de 2003 se estipuló que sólo pueden

You must be logged in to post a comment Login