Remesas y TPS utilizados en la campaña electoral salvadoreña

“Peligran remesas y TPS si el FMLN gana” rezaba el titular de uno de los matutinos salvadoreños de mayor circulación el jueves, día en que según la ley ya no estaba permitido realizar campaña proselitista en El Salvador.

El artículo, que también fue primera plana, cita declaraciones de los congresistas republicanos Dana Rohrabacher y Connie Mack, de California y Florida respectivamente. Otro matutino también publicó el reporte, aunque no lo destacó en su portada.

En las publicaciones Rohrabacher declara que de llegar al poder el Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) sería necesario que el gobierno de EUA terminara el Estatus de Protección Temporal (TPS) a raíz del presunto vínculo del partido de izquierda con agrupaciones catalogadas como terroristas por el Departamento de Estado como las FARC.

Sin embargo, la embajada de Estados Unidos en San Salvador declaró que el gobierno del presidente Barack Obama no apoya a ningún candidato en las elecciones salvadoreñas.

“El Gobierno de Estados Unidos respetará la voluntad del pueblo salvadoreño y buscará trabajar constructivamente con quien gane las elecciones”, establece un comunicado de prensa publicado en el sitio Web de la sede diplomática (lea comunicado).

Asimismo, miembros de la comunidad salvadoreña residente en Estados Unidos condenaron las declaraciones de los congresistas republicanos.

“Esa misiva es una manipulación propagandística para ayudar a un partido”, dijo Salvador Sanabria, miembro de Salvadoreños en el Mundo y de El Rescate de Los Ángeles.

“La potestad de parar el flujo de remesas es potestad del presidente de EUA”, dijo, declarando que a su juicio es poco probable que el presidente Obama ordene al Departamento del Tesoro restringir el flujo de remesas a El Salvador cuando acaba de levantar una restricción de este tipo hacia Cuba establecida durante la administración del presidente George W. Bush.

“Se quiere ver a los salvadoreños en el exterior y a los familiares que reciben las remesas como ignorantes del proceso político de Estados Unidos”, declaró Sanabria a Metro Latino USA. “Lo que quieren es sorprender a la gente con temores, pero verdaderamente lo que va a provocar es una reacción negativa”, aseguró.

Los otros actores

En la campaña salvadoreña figuraron una serie de actores extranjeros. El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, fue quizás el tercer candidato a juzgar por la cantidad de veces que sus spots publicitarios inundaron las televisoras salvadoreñas.

Además del gobernante suramericano, los mandatarios de Estados Unidos, Nicaragua y Brasil también desfilaron en los anuncios de la prolongada campaña proselitista salvadoreña.

“No seamos un satélite más de Chávez” rezaba el lema de uno de los últimos spots transmitidos en las televisoras locales y firmado por la Cruzada Pro Paz y Trabajo, quien junto con otros grupos afines a la gobernante Alianza Republicana Nacionalista (ARENA) acusaron a la izquierda de planear unirse al bloque liderado por Venezuela una vez en el poder.

De la misma forma, algunos anuncios estipulaban que los nicaragüenses enfrentaban una situación crítica a raíz de la mala gestión del actual presidente Daniel Ortega.

Por su parte, Obama y su lema “si podemos” fueron utilizados en algunos spots de la campaña del candidato del FMLN, Mauricio Funes, quien afirmaba que si el cambio ganó en Estados Unidos también ganaría en El Salvador.

Además, Funes usó imágenes del presidente de Brasil, Luiz Inacio Lula da Silva, a quien describió como un amigo al que le gustaría tener siempre cerca.

Las embajadas de Estados Unidos, Venezuela y Nicaragua protestaron por el uso que se ha hecho de la imagen de sus mandatarios en la contienda electoral salvadoreña.

El domingo los 4.2 millones de salvadoreños facultados para votar podrán elegir entre el cambio y el continuismo. Aunque tanto Funes como el candidato de ARENA, Rodrigo Ávila, han dicho que aceptarán los resultados, en los últimos días

You must be logged in to post a comment Login