Lula y Obama impulsarán cooperación en biocombustibles

Estados Unidos y Brasil acordaron impulsar la reapertura de la ronda comercial de Doha y redoblar la cooperación bilateral en materia de biocombustibles, en el encuentro de los presidentes Barack Obama y Luiz Inácio Lula da Silva.

En este primer encuentro del mandatario estadounidense con un líder latinoamericano, el énfasis estuvo en el tema energético, pero la crisis económica fue abordada con amplitud, de cara a la asistencia de ambos a la cumbre del Grupo de los 20 en Londres en abril próximo.

“Vamos a trabajar para construir una propuesta al G-20, porque creo que es extremadamente importante que todos los dirigentes que van a participar estemos convencidos que las decisiones para responder a la crisis deben ser rápidas”, dijo Lula tras el encuentro de una hora.

En declaraciones a periodistas en la Casa Blanca al término de la cita, Lula dijo que la cumbre de Londres será critica en la respuesta global a la crisis.

“El presidente Obama y yo estamos convencidos de que esta crisis económica puede ser resuelta con las decisiones políticas que se tomen en la reunión del G-20”, indicó.

El mandatario sudamericano expresó que resaltó ante Obama “que era sumamente importante abrir la discusión sobre la ronda de Doha”, en torno a la cual, dijo, su gobierno hizo “esfuerzos inconmensurables” para un cierre exitoso antes de su fracaso en 2006.

Obama dijo por su parte: “hemos prometido sentarnos con nuestra contraparte para encontrar forma para cerrar la brecha en la Ronda de Doha”.

“Soy optimista de que podremos tener progreso”, dijo el mandatario estadounidense.

Obama reconoció que si bien el progreso no sera inmediato, “debemos asegurarnos de enviar el mensaje a otros países de generar empleos, ingreso, salir de esta crisis económica, no debe involucrar levantar barreras” comerciales.

Al respecto Obama defendió de nueva cuenta la cláusula “Compre Americano”, insertada en el Paquete de Estímulo Fiscal que promulgó el mes pasado, y descartó que constituya una medida proteccionista.

“Mi administración trabajó con el Congreso para asegurarnos que ninguna provisión del paquete viole reglas de la OMC, o sea interpretada como una violación a reglas de la OMC”, dijo.

Obama dijo confiar que Brasil, un importante socio comercial de Estados Unidos, tome pasos para evitar que haya “regresiones” cuando se trata de comercio mundial.

Lula dijo por su parte que cualquier política proteccionista en estos momentos “agravaría la crisis política”.

Obama dijo que ambos países buscaran redoblar la cooperación en materia de biocombustibles, un rubro en el que Estados Unidos “tiene mucho qué aprender”, y que ofrece potencial para el intercambio de tecnología.

“Sé que el tema del etanol, que proviene de Brasil, ha sido fuente de tensiones entre los dos países, y que no va a cambiar de la noche a la mañana, pero creo que conforme continuemos intercambiando ideas en torno a este tema, las tensiones serán resueltas”, dijo.

Los dos mandatarios comentaron también el impulso a la política de desarrollo en la región, en especial a favor de los países de bajos recursos.

Lula dijo que la presencia de Obama al frente del gobierno de Estados Unidos puede llevar las relaciones con Latinoamérica a niveles nunca antes vistos.

“El presidente Obama tiene la oportunidad histórica de mejorar las relaciones con América Latina” precisó.

La comparecencia de ambos líderes ante los periodistas estuvo salpicada por momentos de humor, ausentes en los encuentros previos celebrados por Obama.

Uno que generó risas del propio Obama fue cuando Lula recordó que en los actos públicos en Brasil, con frecuencia reza más por Obama que por sí mismo.

“Con apenas 40 días en la oficina, sufriendo y enfrentando una crisis como ésta, no me gustaría estar en su lugar”, dijo.

“Suena como si hubiera hablado con mi esposa”, respondió el anfitrión.

Obama dijo haber aceptado la invitación de Lula para visitar Brasil, pero no anticipó fecha.

Dijo

You must be logged in to post a comment Login